Doberman

Compartir:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Banda asturiana que facturaba un rock de corte clásico, que llegó a grabar un sencillo a principios de los años 80

A principios de los años 80 la discográfica Edigsa, afincada en Barcelona y tradicionalmente centrada en sonidos como el folk, concibe la idea de apostar por la incipiente nuevaola que estaba empezando a triunfar en Madrid pero que fuera de la capital no encontraba acomodo en las discográficas. Así, se lanza a buscar grupos nuevaoleros que no radiquen en Madrid, de entre los que han tenido el arrojo de enviar sus maquetas a las discográficas, estén donde estén y sea cual sea el sonido que les interese a éstas.

Para ir tanteando el terreno, se decide a editar un recopilatorio titulado “Ideas” (Edigsa, 1981). En él estaban incluidos cinco grupos de distinta procedencia: Los Auténticos de Castellón, los barceloneses Carbonilla, Liquid Car y Edison, y los asturianos Doberman. A cada uno de ellos les editó, además, un sencillo que contenía las dos canciones aparecidas en el citado recopilatorio.

De entre los grupos seleccionados, la apuesta por Doberman destacaba por lo original: no era, como los restantes, un grupo de pop o de pop-rock. Su sonido estaba más próximo a los cánones del rockabilly o del rock and roll clásico. Tampoco era, como los restantes (grupos de Barcelona o Castellón), de origen mediterráneo, sino que procedía de la localidad asturiana de Puerto de Vega.

Pese a estas diferencias, lo cierto es que, en Barcelona, gustaba el rock estilo años 50 y 60 y, además, sus maquetas, que mostraban un grupo curtido en fiestas de pueblo tocando clásicos del rock, habían resultado muy convincentes.

Así, estos cuatro músicos, Antonio Lanza (guitarrista, cantante y compositor de las canciones) y su hermano Ángel Lanza (bajista), acompañados por Richi García (batería) y José Ramón -Urco- Feito (piano y teclados) se desplazan hasta los estudios Moraleda de Barcelona en el verano de 1981 y graban las dos canciones del recopilatorio, con la producción de Alfredo Doménech.

Se extrae del recopilatorio el sencillo “Hey Nena” (Edigsa, 1981), que pasa más bien desapercibido pese a contar con cierta promoción que les lleva a sonar en radiofórmulas durante alguna semana, en el mes de febrero de 1982.

Sin embargo, el trabajo promocional se queda a medias debido a los problemas económicos por los que atravesaba la compañía, que al final quebrará, dejando a Dóberman, como a sus restantes compañeros de escudería, sin discográfica. El grupo todavía sobreviviría varios años a los largos inviernos que en aquella época reinaban, en lo musical, para músicos tan alejados de la capital y, a base de conciertos en localidades cercanas, permaneció en activo hasta 1986.

Álbumes:

Hey Nena

1981

Sencillo editado por Edigsa dentro de su apuesta por aquellos grupos nuevaoleros que no estaban radicados en Madrid y, por...

Grupos:

A principios de los años 80 la...

Comentarios

Dejar un comentario

El registro no es requerido


Comentando aceptas la Política de Privacidad