EL FESTIVAL DE BENICÀSSIM

Detalle del Festival de Benicàssim de 2002
Detalle del Festival de Benicàssim de 2002 / «El Juicio Final», Stefan Lochner hacia 1435

 

Ah, Benicàssim. Cuna del indie patrio. El clásico festival español y, a la vez, el festival superviviente. Muchos se quedaron por el camino, pero el FIB no. Ha sobrevivido a tormentas, inundaciones, olas de calor, incendios, avalanchas, turistas europeos borrachos… Ha sobrevivido a Morrissey, a los pantalones piratas, a las camisetas anchas y a los sombreros de paja. Sin duda ha sabido adaptarse, ha cambiado de dueños y ahí sigue.

El FIB fue pionero en eso de acercar a las grandes bandas alternativas a esta nuestra querida gran nación. Pero también ayudó a desarrollar el movimiento indie de los 90 en España, y ha crecido junto con bandas que hoy día son leyendas. Y es que todas las bandas que fueron algo en la escena independiente española, pasaron por el FIB. Inolvidables conciertos de El Niño Gusano, Sexy Sadie, Australian Blonde… y por supuesto, Los Planetas. Y todo desde un velódromo de pueblo en la costa de Castellón.

El FIB creció, y la ‘I’ pasó de ser «Independiente» a ser «Internacional». A principios de los 2000 se consagró como festival de referencia en Europa. Pulp, Radiohead, Blur, Oasis, The Cure… bandas muy difíciles de ver en nuestro país que se acercaban a Benicàssim, ciudad heredera del estereotipo urbanístico del veraneo español de los 70 y 80, a tocar ante miles de campistas sucios. Todo muy extraño, como anacrónico. Pero el caso es que se fue internacionalizando también en cuanto a sus asistentes. Cada vez más turista extranjero en busca de sol y alcohol barato, que traería el desenlace inevitable en el FIB 2006 y el recordado mensaje «NO EMPUJEN HACIA EL ESCENARIO».

Le jugement dernier
Escenas del concierto de Pixies en el FIB 2006 / «El Juicio Final» (detalle), Maître de Diest

 

Pero con todo, siempre la representación patria. Durante la década de los 2000 vimos aparecer a grupos como Deluxe, Nadadora, Lou Anne, o El Columpio Asesino, gracias a la iniciativa del «Proyecto Demo» de Radio 3. Y hoy día pervive, quizá con más presencia española que años atrás, lo cual creemos positivo y con notable apoyo a bandas jóvenes nacionales, que falta hace. El FIB, una idea que nació hace veinte años en un garito de Madrid (en el que muchos hemos vivido muchas noches) y que lo ha sobrevivido a todo, y probablemente nos sobreviva a nosotros. Nos vemos en el FIB 2132.

Compartir:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en whatsapp
Compartir en email

Comentarios

Dejar un comentario

El registro no es requerido


Comentando aceptas la Política de Privacidad