portada del disco Ya Viene el Sol

“Ya Viene el Sol” (CBS, 1984) es el trabajo más arriesgado de la formación. Sin embargo, a pesar de estar provisto de un comienzo espectacular, el disco acaba decepcionado y dejando un sabor de boca amargo, suponiendo toda una reflexión. Un punto de inflexión en el camino que conduce a un cambio de ciclo hacia un pop clásico y sin concesiones electrónicas. Un pop sencillo y comercial, no exento de calidad, con el que tocarían el cielo.

Como decimos, el comienzo de disco no nos las puede prometer más felices. Con una Ana Torroja cantando mucho mejor y con distintos registros, se confecciona un tecno-pop sugerente, con arreglos cuidados y con letras mucho más maduras. Pero llega “Hawaii - Bombay” y comienza el declive del asunto. Una canción que no hay por dónde cogerla, ni aun poniendo uno todo de su parte para intentar justificarlo de algún modo. “Mosquito” es, sorpresivamente, aún peor. Con una "voz-goblin" parecida a la de “El ladrón de discos” de su anterior trabajo, llega a exasperar con y por su arritmia.

Tras este susto llega “Busco algo barato”, poniendo normalidad al asunto, pero sin continuar ese inicio innovador y atrevido. Una buena canción, pero que podría haber estado en cualquiera de sus dos anteriores trabajos. No sucede lo mismo con lo lírico y etéreo de “Aire”, ya que poco o nada tiene que ver con lo que se había venido haciendo hasta ahora. No obstante, es un intruso en el mismo, realmente perteneciente a su ciclo posterior. Una buena canción que funcionaba aún mejor en directo y que enlaza con “Me río de Janeiro”, pese a lo que pueda parecer, mucho más ingeniosa que lo que su propio nombre indica, y que al menos no adolece del inmovilismo de “Busco algo barato”.

Pero a estas alturas ya se comienza a evidenciar que la nueva vía no ha sido suficientemente trabajada, algo que se corrobora del todo con “Japón”. “El mapa de tu corazón” es una canción de relleno en un disco que, ya sí, parece haber sido elaborado con prisas.

Y es una pena, porque igual con algo más de reposo se hubiera podido conseguir lo que los tres primeros temas apuntan.

Compartir

Otros Discos

Comentarios

foto del usuario Vicente Sagasta Torrecillas
Vicente Sagasta Torrecillas
25 febrero, 2012 at 21:42

Después del segundo álbum, encontrarme con éste, fue sumirme en la decepción casi total para con la banda. Le saqué algo de jugo, como tú dices, con temas como «Aire», «Busco algo barato» e incluso «La estación». A mi juicio, lo mejor del disco fue «No pintamos nada», que en fechas de plena guerra fría USA-URSS, me causaba cierta intranquilidad. Pero, iluso de mí, me dio por pensar que Mecano era un grupo que ya andaba carente de ideas y que se esfumaba pronto.

foto del usuario Benway
Benway
23 agosto, 2013 at 01:32

No estoy demasiado de acuerdo: salvo Japón, Mosquito y El mapa de tu corazón, que no las salva ni el agua de Lourdes, me parece un disco con canciones apañadísimas. La letra de La estación es una maravilla, en muchos temas se nota mucho (y para bien) que Hans Zimmer andaba echando una mano, y Hawai-Bombay… Pues le tengo cariño por lo gansa que es.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies