portada del disco Virgen por Delante, Mártir por Detrás

El 2011 comienza fuerte para Lee Van Cleef, se marcan un split incendiario con Vigilante Gitano -“Ik Wil Dat Jij Altijd Bij Mij Bent” (Rumble, 2011)- en el que cada banda aporta dos temas y se dedican a presentar en directo estas cuatro canciones que no dejarán indiferente a nadie. Y es que tres son los mandamientos de la banda: actitud punk, brillantes melodías y divertidas letras. ­­

Su sonido está marcado por las guitarras aceleradas, la suciedad y las melodías efectivas; en ese sentido podemos asociarlos con unos primigenios Siniestro Total.

Abre “El creyente”, un pasaje delirante entre misas y rosarios que nos deja perlas como  “el otro día vi a la Virgen / metiendo speed, bebiendo un whiskey / vi a Jesús en el retrete y en su mano un billete”. A continuación se acercan a “La oficina” con una sonrisa en los labios y una melodía efectiva… “Esta oficina es divina / el trabajo dignifica / aunque a veces me arrepienta / la letra con sangre entra”.

Destacable “Virgen por delante, mártir por detrás”, un corte sucio sobre la vida errante del perdedor cargado de humor crudo y forzudos que llevan la bragueta abierta…“Te han echado del trabajo / tu mujer ya no cocina / todo se ha ido al carajo / estás harto de la vida… Siempre acabaras igual / Virgen por delante y mártir por detrás”.

Compartir

Otros Discos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies