Uruguay

Recopilación realizada de entre el repertorio de Café Greco de la década de los 80 pero con interpretación y arreglos del siglo XXI. De hecho el proyecto responde a un ejercicio de nostalgia de Fele, bajista y cantante de la banda, que tiene por entonces en paradero desconocido a dos de los cuatro componentes: Suso, el guitarrista y Mamen, incorporación posterior para los teclados. A ellos les dedica el CD que prepara en Estudio-G en 2007.

Con la única ayuda del responsable del mismo, Ramón Pastor, del que aceptó gran parte de los arreglos que le proponía, y la aportación de alguna guitarra solista por parte de J. Andrés Morales, da cuenta, no sólo de la práctica totalidad (dejó fuera sólo uno, «Para Capitán Nemo«) los temas de la única maqueta que dejaron registrada y que luego editaría en forma de CD, «1983» (Kak, 2017).

Presentado con una intro que recoge un pasaje de «Uruguay» e introduce efectos de viento, en homenaje a Mamen, que era la encargada en su momento de hacerlos en directo, el CD muestra una versión mucho más cuidada y plagada de efectos y arreglos, con respecto a lo que originalmente se podía escuchar en la demo.

Los temas vienen mucho más sedosos y elegantes, perdiendo en algunos casos parte de esa oscuridad post-punk de entonces. «Viento del infierno» mantiene, eso sí, ese fraseo que parece tomado prestado del «Cómo perdimos Berlín» de Gabinete Caligari, pero suena diferente a como lo hacía entonces.

Se aprecian guitarras de rock más cortantes por detrás, que son las que, por ejemplo, dan más contundencia a «Apenas un espasmo«. Sigue conservando parte de los detalles y gana en la combatividad de la voz, que por momentos recuerda a las provocaciones de Lagartija Nick.

«Uruguay» sigue siendo una preciosidad de tema, en el que ahora diríase se notan algo más aires de las orillas del Río de la Plata y en «Decibelios» probablemente haya ahora tonos de corte industrial y guitarras cortantes que antes no tenía.

Quizás sea «Palabra hermética» la que sufra una mayor transformación en esta nueva toma. Es rompedora, un rock and roll velvetiano al trote. Menciones a autores y filósofos crípticos que contrasta sin embargo con la vitalidad que irradia musicalmente.

Y en el capítulo de menciones a posibles inspiraciones de Velvet Underground, uno saca asímismo conexiones, tanto musicales como en la temática de la letra entre «Ginebra» y el «Heroine» de los americanos. Llama la atención de nuevo la alegría vital con la que suena refiriéndose como hace a la adicción alcoholica que lleva a decir cosas como «Me vuelve el ansia por morir«.

La nueva versión de Cafe Greco tiene tintes de Pink Floyd en momentos como «Sin ti» e incluso «Las gárgolas de Notre Dame«, donde ensayan un recitado lento en francés.

«Que te folle un pez» (el extra que contiene el CD) y «La eternidad» tienen algo de los Radio Futura en su etapa final. Para la última se incluye el punto fantasmal de un órgano acompañando al cuerpo de rock sólido que le dan las guitarras. Juega la letra alrededor de la soledad y la brevedad del tiempo.

Puro underground. Más que interesante.

Grupo:

Pensaban en Góngora, uno de los autores...

Compartir:

Tracklist:

  1. Viento del infierno
  2. Ginebra
  3. Sin tí
  4. Un día más
  5. Palabra hermética
  6. Apenas un espasmo
  7. La eternidad
  8. Las gárgolas de Nôtre Dame
  9. Decibelios
  10. Uruguay
  11. Que te folle un pez

Compartir: