portada del disco Un Pokito de Rocanrol

Entre "Y." (EMI, 2009) y este disco, a pesar de haber pasado menos tiempo que entre su debut y aquel, sí que ha transcurrido el suficiente como para que Bebe sea madre y se plantee con tranquilidad la confección de "Un Pokito de Rocanrol" (EMI, 2012). Gracias al adelanto que supuso "K.I.E.R.E.M.E." pudimos comprobar que se avecinaba un cambio importante. Además del expreso deseo de la artista, baza importante de ello fue la labor a los mandos de Renaud Letang, quien ha trabajado con Manu Chao, Feist y que también produjo "La Pasión" (EMI / Blue Note, 2009) de Luz.

Hay que señalar que la mencionada canción no representa exactamente la esencia, el sonido del disco, sino que es más bien su lado más juguetón, compartido con "Adiós", aunque esta a través de otras vías. Ya ha habido tiempo de escuchar las comparaciones con M.I.A., que Bebe niega con nula credibilidad -añadamos a la baza el título a siglas, como en "U.R.A.Q.T."-, lo cual nos lleva a señalar que esa similitud reside únicamente en la forma. El fondo está a años luz: mientras el debut de M.I.A. rompía y resultaba transgresor incluso en sus momentos más frívolos, "K.I.E.R.E.M.E.", en ese mencionado jugueteo, resulta candorosamente tonta. En cambio, un matiz electrónico más sombrío y salvaje lo encontramos en la coital "Me pintaré"; junto con "Qué carajo" forma el par más explícito del álbum.

Menos afortunadas en su búsqueda resultan "Tilín" y "Yo fumo", más bien monótonas y apenas en el umbral de nada, y las tres que pretenden contener los momentos socialmente críticos del álbum, "ABC", "Der pelo" y "Compra/paga" -¿a estas alturas una crítica a las tarjetas de crédito?-, que discurren entre un discurso facilón y un pobre encaramiento del problema tratado. El deje aflamencado que tiene el cantar de Bebe se aprovecha en "Mi guapo" para fusionarlo con otros estilos, dejándose patente que en dichas labores aquí contamos con intérpretes más atrevidos y solventes; sin ir más lejos, La Shica. "Sabrás" representa el único tema lento del álbum, por lo que puede parecer brillar más de lo que realmente luce.

"Un Pokito de Rocanrol" viene definido por el deseo de recuperar el ritmo y la fiesta tras una etapa de calma y sosiego. Visto así, si nos limitamos al reducido mundo artístico de Bebe y sus compadres de escena, el disco puede ser incluso revolucionario; fuera de él es un ejemplo de vacuidad y de querer y no poder.

Compartir

Otros Discos

Comentarios

foto del usuario Freak Scene
Freak Scene
20 febrero, 2012 at 18:15

Muy muy flojo… «KIEREME» o como querer ser la Mala y quedarse a medio camino

foto del usuario Raúl Alonso
Raúl Alonso
21 febrero, 2012 at 00:02

La Mala si nada de flow. ¡Terrible!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies