Un Jardín Eléctrico

En 1994 Juan José Palacios, Tele, atraviesa una mala racha económica. Después de darle muchas vueltas al asunto, decide resucitar el nombre de Triana, iniciándose de esta manera una nueva etapa en la historia del grupo sevillano. El único componente de la formación original que participa en los renacidos Triana es el propio Tele. La polémica está servida. No podía ser de otra manera.

Hay muchas incógnitas por despejar. ¿Estamos hablando de uno de esos grupos tributo, en plan imitadores? ¿Habrá, por el contrario, material nuevo intepretado por nuevos músicos? La respuesta, por extraño que parezca, es afirmativa en ambos casos. En “Un Jardín Eléctrico” (J.J. Rock, 1997), primera entrega de estos Triana 2.0, las nuevas composiciones de Tele quedan en manos de un más que competente equipo: Juan Reina (voz), Julián Planet (guitarra eléctrica), Rafael de Guillermo (teclados) y José Juan (bajo).

¿Nuevas composiciones? No siempre. Tanto “Rock de la calle Feria” como “Ser feliz” son dos temas inéditos de Jesús de la Rosa, que más tarde volverían a aparecer en “Canciones Inéditas” (J.J. Rock, 1998), interpretados esta vez por el malogrado cantante.

En la versión de los Triana de 1997, ambas canciones están, sin ninguna duda, entre las mejores de “Un Jardín Eléctrico”, aunque “Ser feliz” se acerca peligrosamente al smooth-jazz más blandito. Los otros dos grandes temas del disco son “La luna”, con un solo de guitarra muy Pink Floyd, y “El viento”, inspirada melodía coronada con una peculiar intervención de Tele. Eso por la parte buena. Por la mala, hay que decir que el sonido del grupo cae con con demasiada frecuencia en el new age más intrascendente y que los omnipresentes teclados llegan a resultar bastante cargantes. Además, las letras de Tele son de lo más flojitas.

Aunque la gran rémora de este disco es la colosal sombra de los Triana originales. Juan Reina hace lo que puede, pero no es Jesús de la Rosa, desde luego. Y sobre todo: ¿por qué un grupo de músicos tan notables se autolimitan de esta manera? ¿Por qué imitar, en las formas y en el fondo, algo que es inimitable? Este tipo de maniobras son las perfectas antagonistas de los principios que rigen la creatividad, en todas sus formas.

Difícil elaborar un discurso verdaderamente interesante desde esas premisas.

Grupo:

No se confundan: el flamenco-rock fue fruto...

Compartir:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en whatsapp
Compartir en email

Tracklist:

  1. Entra en el jardín
  2. Rock de la calle Feria
  3. La luna
  4. Noche tras noche
  5. El viento
  6. Sé que volverás
  7. Ser feliz
  8. Campanas
  9. La jara
  10. Un jardín perdido

Compartir:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en whatsapp
Compartir en email