Tomando Café

De salida no sé con qué tema quedarme, pues los dos son realmente interesantes. “Tomando café” parte de la base de una composición pop tirando a tontorrona; sin embargo, la aceleración rítmica, el bajo incisivo de José María Panizo, la voz desesperada de Pepe Robles y el subrayado del órgano hammond de Tomás Bohorquez la convierten en otra cosa: en un tema de blues eléctrico a la española de muchos quilates. Un trallazo garajero que deja K.O. al oyente aún casi medio siglo después de registrarse la grabación original.

La cara B es un tema firmado por Panizo que bebe los vientos del otro lado del Atlántico. Ritmo obsesivo, bajo marcado a fuego, apuntes de guitarra solista y voz negroide cargada de buenas intenciones. Me recuerda enormemente a las primeras cosas de Canarios, al fin y al cabo un grupo coetáneo de estos Arlequines. Una canción muy sería, menos comercial pero más definitoria de un estilo que su compañera de la otra cara.

Es cierto que son dos buenas canciones que recuerdan a otras buenas canciones de su época. Un cuento que ya hemos oído otras veces, pero es… un cuento tan bonito que no nos importa escucharlo de nuevo. Un muy buen disco que adquiere cotizaciones siderales en los mercados de segunda mano y que, como tantos otros de aquella época, nadie se ha molestado en reeditar

Grupo:

A mediados de los 60 surgieron en...

Compartir:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en whatsapp
Compartir en email

Tracklist:

  1. Tomado café
  2. No hay amor para mí

Compartir:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en whatsapp
Compartir en email