portada del disco Tinta Roja

Andrés Calamaro volvió a ponerse el traje de intérprete para continuar la senda de “El Cantante” (GASA / DRO, 2004) y afrontar un riguroso repertorio de tangos en “Tinta Roja” (DRO / Atlantic, 2006). El músico redoblaba la apuesta bajo el amparo de Javier Limón en la producción y contando de nuevo con una nómina de instrumentistas de lujo -Niño Josele y Juanjo Domínguez a la guitarra, Jerry González en la trompeta, José Reinoso al piano y Antonio Serrano a la armónica, entre otros-.

“Tinta Roja” parece un disco con un hilo más coherente que “El Cantante”, profundizando en el camino de fundir lo argentino y lo gitano. Calamaro canta muy bien a lo largo de todo el álbum, que reúne tanto clásicos imperecederos como gemas desconocidas para el público no entendido. Le Pera-Gardel, Cátulo Castillo o Astor Piazzola son algunos de los firmantes de las canciones, que abarcan un periodo temporal entre 1923 y 1981.

El repertorio tiene una belleza añeja, nutrido de amores perdidos -“Sur”, “Mano a mano”, “Como dos extraños”, “Nostalgias”- e imposibles -“El día que me quieras”, “Por una cabeza”-.

En una emocionante versión aflamencada de “El día que me quieras”, guiada por la guitarra de Josele, Calamaro realiza una gran interpretación junto a Montse Cortés. Jerry González pone un magnífico colchón de trompeta para que Andrés recite algunos versos.

En “Como dos extraños”, Calamaro canta arropado por Juanjo Domínguez, uno de los maestros del tango y espléndido guitarrista. Una versión alternativa, en este caso protagonizada por el piano de José Reinoso, supone una cara más dulce de la canción. La colaboración con Domínguez se repite en “Melodía de arrabal”.

Antonio Serrano exhibe todo su talento en “Por una cabeza”, y su armónica vuelve a lucir poderosa desde la introducción en la excelente “Milonga del trovador”, tema de Horacio Ferrer y Astor Piazzola, y cuya versión es una de las cumbres del disco.

Calamaro pudo presentar “Tinta Roja” en directo contando con la presencia de la mayoría de los músicos que participan en el álbum, en unos conciertos inolvidables. Congregó en grandes aforos a un público en muchos casos ajeno al floclore latinoamericano, pero que escuchó los repertorios -vacíos de concesiones- con sumo respeto. Cuando el álbum en vivo de “El Regreso” (DRO / Warner Argentina, 2005) parecía dar pie a un disco con canciones nuevas, el músico argentino -no se sabe si en plena sequía creativa- sorprendía a los fans con otra vuelta de tuerca a “El Cantante”, en este caso más lograda.

Compartir

1 2

Otros Discos

Deja una respuesta

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegaci贸n y una atenci贸n personalizada gracias a la informaci贸n estad铆stica que obtenemos tras analizar h谩bitos de navegaci贸n. Si contin煤as navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuraci贸n u obtener m谩s informaci贸n aqu铆

ACEPTAR
Aviso de cookies