portada del disco The Birth of Veins

Tras dos maquetas iniciales: “Double True Organic” (2013) y “The Uncreatine” (2014), Schwarzenegger presentan  “The Birth of Veins” (CGTH, 2017). Cinco intensos y musculosos cortes grabados en The Ocean Studios con Brais Landeira.

"Allá por el 2016 decidimos embarcarnos en la grabación de algo más largo que lo que teníamos hasta el momento. Hablamos con Brais, de The Ocean Studios, para realizar la grabación. La grabación fue por pistas, casi sin coincidir en el estudio y con sesiones muy separadas en el tiempo. La distancia, los trabajos por turnos y las obligaciones de la vida en general hicieron que la grabación se prolongase unos cuantos meses. Aun así, conseguimos ser mucho más rápidos que George R. R. Martin.

Para las mezclas y la masterización final nos pusimos en contacto con un ‘profesional’ extranjero que se portó con nosotros como un auténtico impresentable. Le enviamos las pistas y chao, no hemos vuelto a tener noticia de él, ni largas, ni ‘no’, ni ‘no entreno con amateurs’… solo silencio. Volvimos a contactar con Brais, que se mostró encantado de acabar el trabajo que había comenzado. A la vista está que estamos muy contentos con el resultado" afirman.

Su sonido es una mezcla de metal extremo, metal no tan extremo y música progresiva… “Todos procedemos de la música extrema: el grindcore, el death metal, el judo, el hip hop, el rock bravú… son cosas que te marcan y están ahí, no se pueden sacar. Son como una fea cicatriz que no consigues tapar con el Photoshop y te parece que estropea la foto pero no. Sin embargo, desde que además hacemos burpees le damos más a Mastodon, Intronaut, King Crimson o King Diamond. De esta forma, tratamos de hacer un entrenamiento que tiene partes muy intensas, casi hasta el fallo muscular; otras, de resistencia; otras, de relajación; y otras, de falsete”.

La musculación como forma de vida, algo que dejan claro en la inicial "Hammered to dust", un corte extremo armado con riffs potentes y una sección rítmica exuberante...  "I started with proteins / the big ones, that really make you growing insane / Can feel the progression? / Feel the musculation". La cadencia progresiva y los ecos de Mastodon inundan “Elliptical punishment”.

Las horas de entrenamiento dan sus frutos y terminan convirtiéndose en “Mr. Olympia”… “Shining deeply / veins disturbed / I forever entangled in the creature / I have become / Olympia / All pupils have grown into nothing / breeding their muscles for Mr. Olympia”.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies