Spanish Art Today

Primer larga duración de Stanley Road, grabado en febrero y publicado el 28 de mayo de 2013, correspondiendo a su tercer trabajo publicado. Tal y como ocurrió en el anterior el disco lo publica M3R Works y se eligen los Magoo Studio para la grabación, dejando en manos de Juan Martínez (el hermano pequeño de Jorge el líder de los Ilegales) la producción, mezcla y masterización. La experiencia es buena, como indica Sabino: “Grabar con alguien amigo y en el que confías es algo básico para obtener un buen resultado. Días y días de duro trabajo que vieron su recompensa”. La relación con Juan viene de lejos, “A Juan claro que le conocíamos. ¡De la calle! Es uno de los tipos que más sabe de la calle de todo el mundo. Nos ha contado tantas historias increíbles con tanta gente famosa implicada que palmarías de escucharlas”.

Para financiar el proyecto del disco, lanzan una campaña de crowdfunding por Internet: “Queremos financiar la grabación, máster y edición de nuestro primer disco. Nos gustaría muchísimo disponer de fondos y ser ricos y famosos, pero no importa, esta plataforma nos da la oportunidad de hacer un intercambio con nuestros adorados fans. ¡¡Sin nuestra gente somos escombro!! Les ofrecemos discos, viajes, material exclusivo y fiestas sin fin a cambio de su confianza y fidelidad. El mayor beneficiado de todo este tinglado será el del estudio de grabación, que se tendrá que ahorrar las molestias de contratar a un par de matones para cobrar su dinero”. Consiguen recaudar el dinero necesario pero al final perdieron dinero por la cantidad de compromisos y discos que regalan.

«Spanish Art Today» (M3R Works, 2013) es el título elegido para el LP. ¿Las razones? Las explica Sabino: “Porque es actual, porque es arte, o quizás por las dificultades por las que pasan los artistas españoles para llevar a cabo sus obras. Por cualquiera de las dos cosas puede ser. Ni idea”.

El diseño es original de la ilustradora, diseñadora y fotógrafa Ana Nuño. Resulta especialmente original la foto de la portada en la que se representa la diana mod hecha con un plato de arroz blanco con tomate, que en la contraportada ha sido convertido en restos.

La composición de la banda que graba el disco consta de los tres integrantes tradicionales: Sabino López (guitarra y voz), Chuce Foxton (bajo) y Pablo Álvarez (batería y coros); pero en esta ocasión el elenco de colaboradores es mucho mayor. En la grabación participaron José Ramón Feito al Hammond, piano y Wurlitzer; Silvia Huerga a las voces; Xável Camiña e Ignacio Rodríguez a los violines; José Antonio Lage a la viola; José Antonio Longo al violonchelo y Juan Flores a los metales. La colaboración de Silvia Huerga (actualmente cantante de FMM) es especial porque aparte de ser amiga íntima y compañera de clase desde primero de preescolar ella fue la primera persona que tocó la guitarra con Stanley en los primeros ensayos. Como anécdota queda el hecho de que en uno de los bolos en Oviedo del 2014 se subió al escenario a cantar con ellos «1996″.

Durante la grabación del disco continúan ciertos movimientos internos en el grupo con Chuce Foxton (que acabaron posteriormente con su salida), por lo que en algunas de las canciones el bajo lo toca Sabino («1996″, «Bad citizen» y «Coming home») e incluso, el propio Juan Martínez, que aportó un solo de bajo en «Lambrettas en Argel».

Las canciones del disco, tanto su música como su letra, son todas originales de Sabino López a excepción de «The tyger» que es un poema de William Blake de 1794 musicado por el propio Sabino. Por primera vez en la carrera de Stanley Road aparecen canciones propias en castellano. Sólo hay una canción que se recupera de anteriores publicaciones: «Police sorrounding me».

El disco lo abre «Bad citizen», cuyo comienzo nos retrotrae a los guitarreos acústicos iniciales de muchas canciones de Paul Weller para luego evolucionar hacia algo más folk como el propio Billy Bragg. Es de las canciones de las que más orgullosos se sienten: “Estamos especialmente satisfechos de canciones como ‘Bad Citizen’, que se compuso una vez iniciada la grabación, y que es un tema de letra muy salvaje y atrevida que se mete en política criticando al prototipo de ciudadano de nuestra era que está llevando a la gente a la ruina y al mundo a convertirse en una mierda caliente. Habla de Dios, de huelgas, de la bolsa, de los ladrones de guante blanco de amor y amistad. Todo ello en tres minutos. Y en clave de pop a lo Billy Bragg”.

Le sigue «The tyger», con letra del poeta inglés William Blake, influencia para el grupo a todos los niveles. La elección de este poema se debe a la faceta universitaria del cantante: “Una vez, mi profesor de Literatura Inglesa en la Universidad lo recitó en alto… y me vinieron las notas a la cabeza en el momento. No fui a la siguiente clase, corrí a casa a acabar la composición. Bueno poco después deje de ir a la Universidad”. Bajo acelerado que toma cada vez más protagonismo a medida que la canción evoluciona.

Mucho más powerpopera es «You & Me». Como bien escribe Alex MagicPop en su blog esta canción “tiene esas guitarras tan power pop que engrandecen una bonita melodía en esta canción tan personal en la que destacan los cambios de ritmo, un estribillo propio de himno, y algunos detalles solistas a base de guitarra sin desperdicio alguno”. No se puede expresar de mejor manera.

«1996» es una canción de melodía melancólica con una atmósfera idílica creada a base de guitarra acústica y cuarteto de cuerda. Comienzo muy al estilo Oasis que nos lleva a donde nos quieren llevar. Y a fe que quedaron satisfechos: “También hay una canción ‘1996’, en la que estamos acompañados de un cuarteto de cuerda frotada de la que estamos muy orgullosos”.

Uno de los puntos álgidos del disco es «Unidos como ladrones». La incorporación del Hammond es fundamental para que la canción sea redonda. El uso del castellano amplifica el buen efecto que causa la canción y nos lleva a preguntarnos por qué no se usa más. Como en todo el disco, las letras están muy trabajadas con mensaje. Es un buen colofón a la cara A de la publicación en formato vinilo.

Ya en la cara B y para no perder tracción se presenta «Lambrettas en Argel», también en castellano, título ingenioso para una gran canción más próxima a los estilos primigenios de los Stanley, con el órgano como principal aportación. La historia no tiene desperdicio y da pie a rimas simples y graciosas: “Este califato no durará mucho rato”, “en mi Lambretta por el desierto”, “espero que el sol no chamusque mi parka”… Imprescindible canción con final muy a lo Who.

«Grey Days» nos lleva a los primeros 80, con grupos que flirteaban con ritmos ska en el renacimiento que tuvo este estilo mezclado con los mejores momentos que nos trajeron grupos como los Undertones. Todo ello pasado por la thermomix de Sabino. Las guitarras más eléctricas de lo normal en un pildorazo muy británico.

Para bajar las pulsaciones y pegar un cambio radical, «Las calles de Madrid» nos trae al ámbito nacional con claras influencias del pop de los 90 en castellano para contarnos una historia de nostalgia y recuerdos en la capital. Podría haberla escrito Javier Sun o los Brighton 64.

«Coming Home» vuelve a cruzar el charco para sumergirse en el mod revival británico de finales de los 70, principios de los 80. Por hilar más fino, quizá algo se asemeja a alguna canción de los míticos Squire (con los que compartieron escenario) o The Chords.

«Police sorrounding me» es la única canción que se recupera de los tiempos pasados aunque lógicamente cambiada, muy al estilo de Paul Weller en sus flirteos con el soul.

En resumen, recomendable disco del combo mod asturiano en el que, a pesar de sorprendernos con el cambio de registro en algunas de las canciones, se siguen apreciando las mismas reminiscencias que en publicaciones anteriores, pero entendidas de otra manera y mezcladas con las nuevas aportaciones de la música actual. El experimento basado en la incorporación del Hammond y el castellano ha sido más que exitoso así que esperamos que se aplique en posteriores publicaciones.

¿Y el grupo quedó satisfecho?… “Siempre hay cosas que en un disco, una vez hecho, cambiarías… pero en general nos quedamos contentos”. Parece que sí.

Grupo:

“Hola a todos, somos Stanley Road, una...

Compartir:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en whatsapp
Compartir en email

Tracklist:

  1. Bad citizen
  2. The tyger
  3. You & me
  4. 1996
  5. Unidos como ladrones
  6. Lambrettas en Argel
  7. Grey days
  8. Las calles de Madrid
  9. Coming home
  10. Police surrounding me

Compartir:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en whatsapp
Compartir en email