portada del disco Space Between Grief And Comfort

Tras la marcha de Granell Kozmic Muffin pierde el espíritu. Lo que demuestra que estamos ante un proyecto realmente personal que continúa por distintas vicisitudes en las que no vamos a entrar desde aquí.

Aunque el disco suena bien, sus tratados progresivos pierden ese caos perfectamente orquestado que encontrábamos en “Nautilius” (MAN, 1994) y sobre todo visceralidad. La voz de Julio González no tiene la personalidad de la de Granell y suena mucho más protocolaria, como muestra “Marble Man”, un corte al que le falta intensidad.

Peelin’ cebollitas” trae efectos y una atmósfera inquietante pero le sigue faltando algo para despegar y alcanzar la emoción. Destacan los pasajes hammond y unas guitarras desencajadas.

Telly selly time” suena nostálgica y sus tintes truculentos, épicos y circenses los acercan al heavy clásico. Lo cierto es que sus desarrollos se vuelven demasiado previsibles y el aburrimiento comienza a planear por los surcos del vinilo.

Sadie Hawkins dance” no despega. Tampoco “Black chess figurines”, un medio tiempo con olor clásico y una orquestación suave sin alma. Los riffs de “Muffled thrill” levantan el ánimo pero enseguida se pierden en medio de desarrollos insustanciales. “Sunday in America, Monday in Spain” por su parte, trae la intensidad cuando es demasiado tarde.

Compartir

Otros Discos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies