portada del disco Sin Perdón

Nueva entrega de Venganza, en el formato que más les gusta, el del EP grabado en VMR Crew, unos locales de ensayo situados en Villamayor (Zaragoza) en marzo de 2014. De las cuestiones técnicas de la grabación se encargó Marc, responsable de Canya Records en Barcelona, al que le pagaron los gastos un fin de semana. En algún momento tuvieron que consultar con Daniel Frutos, con el que el grupo ha trabajado en repetidas ocasiones, cómo solucionar el problema que les ocasionaba la grabación de una de las guitarras. Todo se arregló alejándola del amplificador correspondiente.

Otro conocido de la banda, Inti, de Discos Enfermos, fue el que se encargó de la edición.

El EP arranca totalmente abrasivo, con ese sonido que logra Venganza y que te hace pensar en todas aquellas bandas del UK 82 como Abrassive Wheels, Disorder o GBH que componían un auténtico muro a base de guitarras demoledoras y sí, abrasivas. Un arrope sónico ideal para transmitir todo el apoyo a aquellos que se sienten atacados y despreciados por oponerse al sistema.

Igualmente se encargan de dejar clara su postura para con otras propuestas de lucha callejera. Todo queda en el seno mismo de la escena y de la realidad del okupa. De siempre es allí hacia donde dirigen sus críticas, es aquello lo que realmente les interesa cambiar.

Es por eso que importa dejar claro el peligro del efecto del paso del tiempo en la lucha: "Recuerda que hablabas de autogestión / recuerda que odiabas a toda institución / recuerda que el Estado era tu enemigo,
recuérdalo muy bien, ahora eres un listillo", en lo que parece una clara alusión a la entrada en el Gobierno e instituciones de quienes empezaron en la lucha asamblearia y callejera. En lo musical, "Anarquía parlamentaria" guarda similitudes con la acitud musical y crítica de Crass.

Contaban en alguna ocasión que a Juan, cantante y responsable en primer término de las letras de la banda, se le achacaba medio en serio medio en broma, su carácter extremadamente pesimista. Un poco con ganas de responderles o de mostrarles que esto no era del todo cierto, se encomendó como tarea escribir una en un tono mucho más positivo sobre un tema que les había impactado, el de la situación de los niños en la estación de metro de Moscú. El resultado que trajo al local de ensayo al día siguiente fue la letra de "Sucia estación"  incluida en este disco que, claro, no resultó precisamente de las que levantan el ánimo.

Cierran con "Munipa de mierda", un verdadero escupitajo y amenaza hacia los policías municipales.

Compartir

Otros Discos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies