portada del disco Simone

El único LP de Simone se inscribe en la canción de cantautor, si bien los arreglos de Juan Carlos Calderón le confieren un cierto aire de clasicismo formal. El propio Luis Gómez-Escolar -Simone- nos dice muchos años después que tiene la impresión de que llegó demasiado tarde. Con todo, es una de las mejores muestras de canción de autor de la década de los 70.

Un manojo de canciones con el amor como leitmotiv sin que esto quiera decir que caiga en ningún momento en la sensiblería o los lugares comunes. Claro, no todas las canciones son susceptibles de entrar en el mismo saco.

Quisiera algún día” es una típica canción de cantautor bien interpretada, cargada de sensibilidad y con una música y desarrollo perfectamente previsibles. Buenas metáforas para una de las mejores letras de todo el disco. A esta le sucede una de mis preferidas, “Dame vino tabernero”, una incursión en la canción social con un estribillo pegadizo y unos arreglos orquestales interesantes. Algo de Cecilia en la letra y sobre todo en la forma de decir la canción. Y hablando de Cecilia, la cuarta pista es una composición suya. “Dónde irán a parar” es un tema que analiza el paso del tiempo adivinado desde la atalaya de la juventud. Me da la impresión que se le podía haber sacado más jugo y que los arreglos quedaron algo monótonos.

Con cajita de música y violines se inicia esa particular “Canción de cuna”, que en principio se empleó como emblema del disco. Un tema lento, que no tedioso, salvado por un estribillo brillante.

Gente” y “Pianola” son las dos piezas distintas del long play. La primera cargada de instrumentación movida y algunos experimentos sonoros. La segunda, un brevísimo (menos de cincuenta segundos) aire de rag instrumental supone más una broma que un tema comme il faut.

Otro tema remarcable es “Los noctámbulos”, con mucho de las atmósferas de Aguaviva.

No se puede terminar este repaso sin detenerse en “Tengo una amiga”: “Tengo en mi amiga la amiga que cualquier hombre quisiera. La que me calienta el lecho, la que me enfría las penas...”. Una magnífica canción de amor, una balada grande alejada de todo tópico y una letra de esas que los adolescentes escribían en la última página blanca de sus cuadernos escolares.

Para los amantes de los datos, apuntar que el LP se grabó en los estudios madrileños Eurosonic con producción de los dos compañeros de fatigas de Luis; es decir, Honorio Herrero y Julio Seijas.

Compartir

Otros Discos

Comentarios

foto del usuario ADOLFO ORTIZ CRUZ
ADOLFO ORTIZ CRUZ
7 septiembre, 2016 at 19:18

QUISIERA TENER TODAS LAS CANCIONES DE ESTE ALBUM, SOY ADMIRADOR DE EL SR LUIS GOMEZ ESCOLAR, PARA MI EN LO PARTICULAR ES UN GENIO DE LA MÚSICA EN ESPAÑOL, SALUDOS DESDE VERACRUZ MEXICO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies