Warning: Parameter 1 to wp_default_scripts() expected to be a reference, value given in /home/lafonote/public_html/wp-includes/plugin.php on line 601
LaFonoteca, Disco: Ruido Rojo
portada del disco Ruido Rojo

Entre la foto de la portada y la de la contraportada han pasado cuarenta años. En las dos aparece Herminio con la cabeza cubierta. En una con un aristocrático sombrero de copa, en otra con una gorra proletaria. La metáfora de una vida transcurrida entre el obrero del arte y el mundano vividor.

Un disco de canciones más que de interpretaciones, un disco de cantautor eléctrico. Herminio ha renunciado a sus queridos sintetizadores y a otros artificios industriales para arroparse de una banda esquemática de las de toda la vida: dos guitarras, bajo y batería con especial atención a la labor de la guitarra rítmica, un instrumento eternamente reivindicado por él.

Un disco que recoge canciones compuestas en un intervalo de treinta años y que prácticamente resume toda la actividad musical del renacentista contemporáneo.

Ya habíamos escuchado algunos de estos temas, ahora grabados en versiones muy distintas. Con “Enamorado de la moda juvenil” e “Ivonne” vuelve a recordarnos las dos caras del primer single de Radio Futura y con “La apisonadora” nos retrotrae a aquellos Herminio Molero & La Máquina Humana.

La canción “Ruido rojo” fagocita de forma injusta a otras excelentes composiciones. Se trata de uno de esos himnos destinados a ser coreados en manifestaciones, partidos de fútbol y conciertos al aire libre. Música pegadiza para una letra que nos habla de corruptos, de pérdida de identidad y de inocencias rotas a golpes de injusticia, todo un ajuste de cuentas a la actualidad social.  El inicio “Hay gente que va pa’lante, hay gente que va pa’trás. También hay gente que en la corriente ya no le importa pa donde va…” acaba por estallar en un demoledor ruido rojo. Con un adecuado apoyo mediático bien podría ser una de las canciones definitorias de este convulso año 14.

Entre los trallazos rítmicos imposible pasar de largo de “Tiro”, un vibrante ejercicio estético cercano al punk. Con mayor carga de desesperación e igual ritmo contundente encontramos “Tocando fondo”  que grita: “Estoy tocando el hueso de la vida, es el final de mi última partida. Y aquí estoy solo por la Gran Vía, como un león sin hembra y sin guarida”. Una melodía cruda con un punteo escalofriante y un cantante al borde del suicidio, salvado in extremis por una voz en off que dice “no estás solo, compañero, aguanta”.

Mas sosegadas resultan “Eléctrico amor” o “Corazón ardiente”, dos viejas composiciones destinadas a un hipotético segundo LP de Radio Futura para Hispavox. Pero de este grupo de tiempos medios hay que destacar sobre todo a uno de los temas más queridos de su autor: “Tú, la tele y yo”. Comienzo a tiempo de marcha derrotada para una balada grande cargada de guiños sesenteros en la guitarra de David Tarifa que reluce sobre la salmodia resignada de un cantante dispuesto a convertirse en televisor para entrar en la más íntima habitación, metamorfoseado en un millón de amantes.

Me gusta también una de las canciones que ya interpretaba en directo La Máquina Humana. Una divertida “Me sucedió en París” que narra en primera persona el verídico viaje a la capital gala de dos jóvenes pintores madrileños.

Herminio siempre guardó sitio para inesperadas versiones de otros autores. Aquí incluye tres de muy variadas procedencias. “Anarchy in UK” de Sex Pistols convertida en un amenazador juguete, En “100000 remords” Herminio se entrega a uno de sus inconfesables vicios, el de cantar en francés, logrando una aceptable versión de esta canción de Manu Chao. La tercera, la más inesperada, es la archiconocida “Solo le pido a Dios”, una enrabietada y oscura lectura del tema de León Gieco, que con formas más ortodoxas habían cantado Ana Belén o Mercedes Sosa, por solo citar dos.

Voz que ha aprendido a sacar punta a sus recursos limitados, una banda casi anónima y muy eficaz detrás y un puñado de composiciones con marchamo de hit conforman este CD que introduce al oyente en el universo Molero, un mundo hecho a partes iguales de sombreros de copa y gorrillas de currito.

Compartir

Otros Discos

Comentarios

foto del usuario Fco Javier Murc
Fco Javier Murc
25 junio, 2014 at 15:10

Sorpresa el saber de Herminio Molero

foto del usuario Joss!
Joss!
6 marzo, 2017 at 18:36

Acabo de escuchar el disco por Spotify. Molero, un artista multifacético forjado en el Madrid setentero, me ha encantado con sus composiciones variopintas. Todo un genio ‘underground’ de la música. Se recomienda el disco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies