portada del disco Revolución

La de Los Hermanos Dalton es una carrera de fondo. Una carrera que dura más de veinte años y que nos ha dejado un buen lote de canciones para el recuerdo. Y es que lo suyo es militancia, adscripción a las canciones imperecederas que dejan un rastro luminoso en la habitación tras su escucha.

Los Dalton vuelven a grabar canciones nuevas, canciones que no pueden evitar empaparse de los complicados tiempos que nos toca vivir. Hay momentos para la denuncia pero también momentos para trasmitir mensajes de optimismo y esperanza. Su música es diversión, frescura… pero también compromiso.

Abren de forma aguerrida con “Tu revolución” –“Vamos a empezar la revolución / atacar su centro de gravedad / salir a la lluvia y gritar no aguanto más / apretar los dientes y disparar / bajo la línea de flotación”-. Power pop luminoso con guitarras incisivas.

Diamantes sin tallar” es un corte que comienza con intimismo y una guitarra acústica para ir creciendo y electrificándose. Se trata de una de esas canciones imperecederas de las que hablábamos antes, una canción que consigue alcanzar la emoción y dejar en el ambiente un profundo poso de melancolía… “Tus besos en el tiempo son diamantes sin tallar”.

“Se acabó la fiesta” incluye versos de "Canción otoñal" en homenaje a Federico García Lorca. Se trata de un grito de esperanza ante la que está cayendo, una píldora de vitamina D marca de la casa.

Ella” trae de nuevo la desnudez, la guitarra acústica y el sentimiento… “Cuando suenan bombas a mi alrededor / me dibuja un corazón / y me hace sonreír / Cuando estoy perdido, me hace regresar”. Un medio tiempo que, al igual que “Tú y yo” –melancolía veraniega con Ángela Dalton al piano-, vuela alto.

También hay momentos para la aceleración punk –“La invitación”- y para que su vida te pase por delante –“Hacia el huracán”-, desde “Luces de Hollywood” (Mad Man, 1991) a “Esperando Una Señal” (Autoproducido, 2009), con una ligera presión en el pecho.

Lo mejor está por llegar” llega con exquisitas armonías vocales para lanzar un mensaje de optimismo y esperanza, para ayudarnos a dejar el pasado encerrado en el cajón. Coge las gafas de sol, la luz te guiará.

Cierran con vientos redentores, dulzura y desnudez. Nos cantan al oído una canción de cuna-protesta… “Si no lo ves, no lo creas”.

Los Hermanos Dalton nos entregan lo que realmente es un regalo. Da gusto poder seguir disfrutando de sus canciones.

Compartir

1 2

Otros Discos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies