Remences

El primer disco de Remences se graba tras una vuelta a la actividad tras una primera disolución en 1995 y una serie de cambios constantes. Aunque se incluían dos temas («Draxtor» y «Maig del 37«) de la maqueta grabada en la primera etapa del grupo «No T’Arronsis» (Capità Swing, 1994), se percibe cierta evolución con respecto al principio. Aunque sugerían cierto distanciamiento de las cuestiones políticas que ambientaban esa primera cinta, mantener el tema acerca de la Barcelona de las barricadas y los milicianos republicanos de la Guerra Civil mostraba que no se trataba de ningún alejamiento que desnaturalizase la fórmula original.

De igual forma el libreto interior con las letras de las canciones (en catalán, castellano e inglés) contiene un logo del grupo en el que aparecen dos martillos, resaltando así el binomio de clase trabajadora que se reserva para sí el movimiento Oi!

Muestran su lado más combativo y rebelde cuando tienen que referirse a la pérdida de la memoria heroica de un pueblo que, de permanecer sin luchar terminará por ser sometido («Amnesia«), o cuando, de nuevo haciendo hincapié en que no se puede olvidar, cantan aquello de «Els crims cemeses pel feixisme ne resten en la impunitat» («Los crímenes cometidos por el fascismo no descansan en la impunidad«).

La desilusión y desolación por un día a día marcado por la rutina laboral y un futuro controlado por políticos estafadores queda para «Minses oportunitats«.

Se grabó en el verano de 1997 en los estudios Panorama de Sant Climent del Llobregat (Bajo Llobregat) con Floreal (guitarra de Monstruación) a cargo de las cuestiones técnicas.

El comienzo es revelador, marcando la estirpe de calle, del suburbio obrero de donde proviene esa música rebelde, el Oi! o street-punk, y por aquello de hacer más obvias las referencias dicen sentir ese espíritu que recorre tanto el Vallès como el East End londinense. Una idea, la de la conexión con el origen británico, en la que reinciden en su «Fills de la classe obrera».

Para apuntillar todo ello con hechos fehacientes, la versión elegida es el «The power and the glory» de Cockney Rejects, que los catalanes convierten en un cántico a al estirpe de barrio, a la tribu oprimida que canta bolinga en el bar. Incluyen en los agradecimientos, no sólo a los componentes del grupo londinense, sino a los hinchas del equipo de fútbol de Liverpool de los que toman prestado el cántico de su emblemático «You’ll never walk alone«.

Horda de hinchas de fútbol o masa enfurecida levantado el puño en alto es la que entrecortada se deja adivinar en la portada. Mezclan así dos de los canales principales del abastecimiento espiritual del género.

Más intrascendentes, rebajando posibles tensiones, suenan tanto en «Caparrós«, en lo que parece un himno dedicado al dueño de uno de los bares que frecuentaban, y en el himno gamberro-generacional de «Sexe, birres, música oi!«.

Música potente, que arranca trepidante y se hace amenazante cuando se requiere.

Cataluña seguía siendo un reducto de buenas bandas de Oi!

Grupo:

El año 1992 será recordado por muchos...

Compartir:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en whatsapp
Compartir en email

Tracklist:

  1. Sons rebels
  2. Minses oportunitas
  3. Fills de la clase obrera
  4. Sexe, birres, mñsica oi!
  5. Gent del barri
  6. On la injusticia es imposada com un fet la resistencia esdeve una obligació
  7. Maig del trenta-set
  8. Amnesia
  9. Ningu ho oblidem
  10. Draxtor
  11. Caparros

Compartir:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en whatsapp
Compartir en email