portada del disco Rebelión en la Casa del Terror

Para su segunda entrega Raskaipika repitieron estudio (Reactor situados en el barrio de Lavapiés de Madrid) y sello para la edición (W.C. Records). La combinación que funcionó adecuadamente para su anterior disco, "Únete al Kaos" (W.C. Records, 2000), no fue del todo satisfactoria sin embargo en este caso. La banda se presentó con mucho material para registrar (hasta veintitrés temas quedaron finalmente incluidos y hubo descartes para lo que iba a ser un maxi single) y tuvieron poquísimo tiempo para trabajar (en apenas una semana para grabar, mezclar y registrar).

El resultado final desgraciadamente se resiente. Aunque el efecto no es igual en todas las canciones, las voces se escuchan por lo general con dificultad. Entender las letras, tarea complicada de por sí dada la velocidad imprimida, y los problemas técnicos añadidos ciertamente no ayudan. Por otro lado, las historias, o el estilo a la hora de plantearlas en las canciones no es sencilla: la banda quiso, de hecho, distinguirse en este aspecto desde este mismo disco.

Admiradores declarados de Dead Kennedys, Raskaipika suenan aquí más que nunca como los californianos. Las similitudes son evidentes y constantes a lo largo de todo el disco. Las guitarras, con oscuras reminiscencias playero surferas, en un momento cambian a sonar cortantes y vertiginosas como las de los americanos, la voz de Dani tiene mucho de la que exhibía Jello Biafra, los coros prolongados... Son casi sin lugar a dudas de los grupos nacionales que mejor han sabido transportar el espíritu, sonido y maneras de los norteamericanos. Son muchos los pasajes a señalar como posibles ejemplos de las analogías. El comienzo de "Viste de punk", sin ir más lejos, es puro "Buzzbomb". Es una muy buena canción: "Vistes de punk, eres un punk", sobre imposturas visuales y estéticas en el género.

No faltan sin embargo en el disco argumentos diferentes. Construido con palpables reminiscencias de película de terror, la conexión con el mundo del cine se alarga no sólo en títulos expresos (el del propio álbum, en canciones como "Los chicos del maiz") sino en extractos de la música de las bandas sonoras de ese tipo de filmografía e inclusión de Groucho Marx cantando aquello del "Whatever it is, I am against it" en la película "Horsefeathers" (1932) que llegase al mercado español como "Plumas de Caballo". Diríase que el espíritu es similar al de algunos de los discos de Los Carniceros del Norte.

Asimismo hay recovecos en los que prima sobre todo el acercamiento a la lírica de intriga y suspense similar a los 80 de Polanski y el Ardor o Alphaville. "Los chicos del maiz", "Amor lírico" o el final del disco combina acertadamente esos momentos y atmósferas más trascendentes con la velocidad tipo Dead Kennedys a la que nos referíamos antes.

De igual forma temas como "Rebelión en la casa del terror", una de las canciones en las que más clara suena la voz, desarrolla personalidad propia, independiente del tono general del disco, para incluir coros entre vaqueros y de canción de Alaska, junto a guitarras de corte eminentemente rockero. Esta última vertiente, que aquí sólo asoma en contadas ocasiones, sería sin embargo la línea seguida en la siguiente entrega de la banda. Las guitarras de "Pesadilla mortal", momentos de "La vida de Yon" o la sección rítimca de "Tóxico", donde la percusión marca que la canción evolucione con continuas paradas, hablan de otras posibilidades además de un continua exploración de la senda de los Dead Kennedys.

Probablemente el disco llamado a ser lo más sobresaliente de Raskaipika y al que le perjudicó seriamente lo precipitado de su confección.

Compartir

Otros Discos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies