Queridos Compañeros

Toda una década tuvimos que esperar para que limasen las diferencias que existían entre los cuatro componentes de C.R.A.G., y para que Rodrigo García convenciera al resto de volver a meterse en un estudio para grabar nuevo material. Para ello contaron con el apoyo total de Gonzalo García Pelayo y colaborando en los arreglos a gente como José Torres o Alejandro Monroy. La primera pregunta, y la más obvia, es qué es lo que nos encontramos en este segundo álbum de C.R.A.G. Pues en cuanto a armonías vocales las siguen conservando como si el tiempo no se hubiera detenido jamás, lo podemos comprobar en “Estrella perdida”, único tema compuesto por José María Guzmán y que es de lo mejor del disco, o “Mi cama de bambú”, compuesto por el combo Adolfo Rodríguez y Rodrigo García que también escribieron para este disco “Corazón de tango”; pero en cuando a su sonido la cosa cambia.

En un giro discutible, C.R.A.G. actualizan su sonido acorde a los tiempos, el sonido del álbum es más ochentero acercándose al soft-rock, jugueteando con sintetizadores y usando vocoders, algo que para el arriba firmante considera que no era del todo necesario ya que uno de los puntos fuertes de “Señora Azul” (Hispavox, 1974) es precisamente su sonido atemporal. Aunque en realidad lo que más se echa de menos es ese punto de socarronería en las letras que podíamos encontrar en su álbum de debut.

Pero metámonos de lleno en el disco. En el álbum podemos diferenciar claramente dos partes, en la primera nos podemos encontrar a unos C.R.A.G. más clásicos, más de la vieja escuela, con canciones como “Paraíso de algodón”, tema compuesto por Cánovas y uno de los más destacables del disco, “De piel trigueña”, que abre el disco, y “Fines de enero”, que nos retrotrae a los inicios del rock’n’roll y que nos recuerda a gente como Jerry Lee Lewis o Carl Perkins, ambos obra de Rodrigo García.

En la segunda parte tenemos a los C.R.A.G. más ochenteros, donde se apoyan más en los teclados y sintetizadores, y entre los que destaca el tema “Queridos compañeros”, donde el cuarteto hace un repaso de los diez años que han pasado entre su primer disco y éste. Aunque las canciones más significativas de este nuevo sonido son “Sé tú” y “El laberinto” donde se atreven hasta con el uso del vocoder.

Para cerrar el disco nos encontramos con “Una gitana como tú”, canción con toques flamencos que la verdad es que no creo que sea el tema más adecuado para cerrar este disco ya que desentona bastante, pero como ellos mismos cantan “lo bueno que un día hicimos juntos, queridos compañeros, quedará”.

Grupo:

Tomando como referencia a Crosby, Stills, Nash...

Compartir:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en whatsapp
Compartir en email

Tracklist:

CD 1

  1. De piel trigueña
  2. Paraíso de algodón
  3. Fines de enero
  4. Es sencillo quererte
  5. Estrella perdida
  6. Queridos compañeros
  7. Mi cama de bambñ
  8. Sé tñ
  9. Corazón de tango
  10. El laberinto
  11. Una gitana como tñ

Compartir:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en whatsapp
Compartir en email