portada del disco Pulso

Accidente escribían sobre este disco seguir motivados por “la misma mísera realidad” que les motivó entonces a rebelarse, “sigue asfixiándonos hoy” decían. Reconocían el paso del tiempo, ése que hace que ya no se enfrenten a las cosas con la misma espontaneidad, energía infinita y rabia incendiaria que gastaban al principio. Reflexiones todas ellas que confirman el inevitable carácter de obra de madurez de esta nueva entrega.

Elaborado con un proceso totalmente análogo a los anteriores, Accidente graba en Musigrama en el invierno que separa los años 2015 y 2016, encargándose Pablo Martínez (uno de los guitarras de la banda) y Daniel Frutos de los detalles técnicos de la grabación y posterior mezcla. La masterización, sin embargo, la realizaría en este caso Mass Giorgini en los Sonic Iguana Estudios de EE.UU.

Portada elaborada esta vez a partir de manos, en un diseño que recuerda al que utilizaba de manera constante Juventud Juché en sus discos.

A tenor de los agradecimientos incluidos en el disco lo suyo dicen es punk autogestionado, combativo e irreverente, pero no parece este último término el más adecuado para definir su música. Lejos de ser superficial o leve, su música, y más concretamente las letras de las canciones, tocan temas de calado mediante hondas reflexiones que hablan más de introspecciones internas profundas y autocríticas que de vanales pasatiempos sobre las mismas cuestiones de siempre. Es así, mediante ese balance entre recopilación de energía interior existente en la mente y el cuerpo de uno para su posterior proyección hacia el exterior para intervenir y cambiar las injusticias del mundo circundante, como surge todo el ideario vital de Accidente.

Como ejemplo palpable de todo ello, “Pulso”, el tema que abre y da título al disco. Así, desde el mismo principio en el que la aguja comienza a explorar los surcos del vinilo, y desde la primera frase, se define lo que es “dignidad”. Y enseguida se invocan los demonios personales como agentes fundamentales de ese análisis de la situación adversa a la que nos enfrentamos. Respiración, adrenalina, heridas, dientes… y, en definitiva, pulso vital y sanguíneo que enlazan, nuestra condición mortal y fisiológica con ese otro plano que conforma el deseo, sentimiento y pasión con el que cambiar cosas. La tensión entre deseo y realidad como eje fundamental. La canción, además, suena más rica en lo musical de lo acostumbrado, resultado quizás de esa posible madurez mencionada antes de una banda con toda una trayectoria ya a sus espaldas.

Similar equilibrio entre las sensaciones físicas internas que terminan proyectándose al exterior para “Respira”, construida con música a toda velocidad, para ponerla en el mismo tono agobiante que la letra. Dolor como motor que nos hace andar y avanzar en “Vuestra voz”, que parece servir además como campo de exploración de Blanca de nuevas posibilidades melódicas.

También algo más lejos de la suavidad general con la que tratan la mayor parte de sus canciones está “Jueces”, probablemente su momento más arisco y crudo de todo el disco para criticar a los profetas del punk, que entienden el género como un pódium en el que apoyarse para destacar sobre el resto en lo que lo mantienen temblorosos con una simple mirada y juicio.

No soy varón, no soy mujer, soy sentimiento, soy piel” cantan en “Yo misma”, pidiendo respeto por quien se quiera ser, en una canción llena de épica en su música, especialmente cuando llega el estribillo. Igualmente acertada y sobresaliente en el tratamiento de la historia se muestran al escribir “Complicidad”, cargada de lírica para hablar de las relaciones sexuales y a cómo se nos educa sobre la materia.

Otro amanecer” o la crónica de un suicidio, de un salto al vacío compuesta a golpe de pop-rock enérgico, precede a “Escupe el mar”, que canta sobre la venganza del mar devolviendo uno a uno, los miles de cadáveres que le ha arrojado la represión.

Cantar sobre individuos que se arriesgan a abandonar la bandada con el tono lírico similar a la de una fábula Juan Salvador Gaviota. Accidente proponen la versión más intimista y melódica del punk, y eso es lo que les ha caracterizado desde sus principios. Ahora consolidan todos esos fundamentos.

Compartir

Otros Discos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies