portada del disco Psicofonías

La estela del buen "Lions in Love" (GASA, 1990) tendría que esperar. Quizás demasiado, porque de algún modo, los antes frescos sonidos vanguardistas, aquí lucen algo más desgastados, incluso miméticos en ocasiones con discos como podría ser el "Blue Lines" (Virgin, 1991) de Massive Attack. Se siguen teniendo muy buenas ideas, pero el conjunto en su totalidad no acaba de empastar, debido en gran parte a una excesiva eclecticidad en las formas, que mantienen casi de manera testimonial y algo con calzador el toque étnico y oriental. Así, se inicia de manera psicodélica con "Ojo sagrado", muy Kula Shaker y dando cabida en la batidora estilística a un reggae de tintes electrónicos como es "Shala", tipo Moloko o Lauryn Hill.

Primer cambio abrupto. A partir de "Pelo largo", el tercer corte, que haría las delicias del propio Emir Kusturica, se da carpetazo dando paso a un rock visceral que nos muestra la faceta más potente de Stefanie y su torrente de voz, como una Beth Gibbons o una PJ Harvey o, porqué no, una Donna Summer (oír el comienzo de "Asesino").

La electrónica sugerente irrumpe de lleno con "Frágil", delicada pero también algo inocua. Lo mejor los ritmos tribales y los ecos cariocas. Lo mismo sucede en "África", que podría aparecer en un recopilatorio de chill out como los que hacía Martini.

Antes de que nos durmamos con el arrullo que es "You said you want more", y la quietud de "Del '73", entra "Tijeras" con sus órganos psicodélicos y la voz de Stefanie, juvenil y rebelde, similar a la de Christina Rosenvinge para poner todo en orden de nuevo. Muy buena canción.

Si la electrónica desarrollada es algo estéril, son los motivos flamencos y étnicos los que realmente llegan a funcionar, aunque con menos pegada que en su anterior trabajo. Así, "Asesino", con esa fusión trip-hop, dub, a lo Massive Attack. Aunque las composiciones pop-rock ya mencionadas, a las cuales se les une de manera acertada "Swim to me" tampoco se quedan atrás.

El problema de este disco cargado de buenas ideas, es que navega un poco a la deriva, disparando hacia demasiados lados. Y termina pegándose un tiro fatal a sí mismo.

Compartir

Otros Discos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies