portada del disco Play it, Motherfucker

El debut de los granadinos P.P.M. se produjo fuera de casa. Bastante fuera de casa de hecho, ya que ficharon con Basati Diskak, compañía que hasta entonces había estado centrada en producto vasco de intensidad (RIP, Eskorbuto, Danba...), para la edición de un LP. Pero antes de presentar el disco largo, se pensó en adelantar algo de la banda por medio de un EP.

Si este tipo de cuestiones geográficas no fueran de por sí suficiente reconocimiento no está de más indicar que el sello dio por bueno el material que tenían ya grabado en su última maqueta “The Killing and More” (1992), elaborada en los estudios de la capital andaluza FJR. La calidad de la cinta era lo suficientemente buena y se escogieron tres de los temas que traía.

Tiene el disco un ritmo más sosegado con respecto a lo que vendría a ser luego la tónica general de la producción de los P.P.M.

"Set me free", con la que dan comienzo, combina melodías vocales con un sinfín de argumentos. Quizás sea, en sus contundencias de las guitarras y luminosidad, la más reconocible de los andaluces.

En el resto suenan a rock oscuro, tanto en la lograda "Waterbed paradise" como en "Clodros (The killing)", que parece tender puentes a la propuesta de bandas como Godfathers, con un endurecimiento progresivo a medida que  avanza la canción.

A estas alturas un pequeño incunable ya de muchísimo interés.

Compartir

Otros Discos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies