Orreaga 778 / Grebol

Compartido de Orreaga 778 con los suecos Grebol que surgió de manera totalmente accidental. Las bandas no se conocían previamente y el contacto se inicia a partir de la compra por parte de uno de los miembros del grupo escandinavo de mucho del material de los vascos que ofertaba por aquel entonces el sello Mendeku Diskak. Dado que los de guipuzcoanos contaban entonces con varios temas grabados y una inspección previa sirivió para no encontrar en los suecos detalle alguno en letras o actitudes que pudieran llevar a sorpresas desagradables posteriormente.

Grabaron con Mikel el Gordo (Vómito, Speed) en verano de 2016.

Orreaga 778 comienza recuperando un nuevo capítulo en la historia vasca, el del batallón que luchó en la segunda Guerra Mundial en los bosques del sur de Francia contra el ejército alemán. En la letra se interpreta la creación de este batallón vasco Guernica y su posterior actividad como venganza de la intervención de la Legión Cóndor en la Guerra Civil del 36. En lo musical sirve como ejemplo de la incorporación del saxo en la música de la banda, algo que ya presentaron en «Aske Izan Arte» (Mi Mai / Nekrosound / Bird Trouble, 2015), el Lp previo y que había servido para certificar la vuelta del grupo a la actividad tras el parón que hicieron.

Igualmente se incluye la participación del instrumento de viento en «Lástima», un lamento por la falta de oportunidad de haber decapitado a los reyes de Navarra que perdieron en su momento el reino en manos de los castellanos. En alguna ocasión la banda atribuía la decisión de meter un saxo en sus canciones inspirados por bandas como Decibelios, pero el caso es que, oyendo cómo se incorpora al sonido de Orreaga 778, uno parece pensar más en la utilización que hacían del mismo los franceses Camera Silens.

Donde más duros se muestran musicalmente probablemente sea en «Ameskoako otsoa», Oi! contundente para cantar sobre la figura del carlista Tomás Zumalakarregi y su lucha por la defensa de los fueros de Navarra en el siglo XIX. Al militar guipuzcoano se refieren en la canción a partir de uno de sus apodos (el otro era Tío Tomás), el de El Lobo de las Amezcoas, por ser en esos bosques navarros donde actúo con mayor frecuencia.

Junto a todo este repaso histórico, los vascos terminan con «Harrizko lekukoa» para honrar a la orografía vasca en general y a la de Los Pirineos. Recalcan, junto al puro placer que aportan como lugares donde disfrutar la naturaleza, su condición de terreno de lucha y escondite en períodos de revolución.

La verdad es que la música de Grebol no resulta precisamente ortogonal a la de Orreaga 778. Suenan a Oi! canónico en el que los coros tienen claro su importancia y las letras hablan de la consiguiente desafección del individuo con el sistema en el que le toca vivir: ciudades opresivas y desilusionantes para criar a tus hijos y sistemas bancarios y sociales contra los que rebelarse.

Disco interesante y atípico a partes iguales que no pudo tener la difusión que hubieran querido en el momento de su edición por el profundo proceso de reestructuración que experimentó la banda al poco de salir, lo que lo relegó a una incómoda e inhóspita localización entre Lps.

Grupo:

Musicalmente hablando, el origen del grupo hay...

Compartir:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en whatsapp
Compartir en email

Tracklist:

  1. Orreaga 778: Bataillon basque Gernika
  2. Orreaga 778: Ameskoako otsoa
  3. Orreaga 778: Harrizko lekukoa
  4. Orreaga 778: Lastima
  5. Grebol: Mina Drí¶mmars stad
  6. Grebol: Dí¶v, blind, stum
  7. Grebol: Visa dom dí¤r jí¤vlarn
  8. gREBOL: fOLKETS INKASSO

Compartir:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en whatsapp
Compartir en email