portada del disco Olvida

Cuatro canciones en su mayoría procedentes del Festival de Madrid, donde se proclamaría vencedor y que serviría de endeble trampolín a la carrera de un José María Dalda recién aterrizado en la capital.

Cuatro temas melódicos en su concepto y anticuados en su realización en los que el cantante parece fijarse en cantantes consagrados como José Guardiola a la hora de enfrentarse al micrófono.

Destaca entre el cuarteto la melodía de “Olvida”  y la semirreligiosa “Ding dong dang”, en la que José María ejerce de campanero de una feliz boda…naturalmente de blanco y por la Iglesia.

Más anodinos resultan las dos canciones de la cara B en que por sus arreglos abolerados y temática lacrimógena suenan a las canciones que en las décadas anteriores habían encumbrado a Jorge Sepúlveda; es decir, pasadas de moda incluso para aquel remoto 64.

El debutante demuestra tener una voz de timbre agradable en la tesitura de tenor y estar preparado para mayores empresas.

Compartir

Otros Discos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies