foto del grupo Nueva Autoridad Democrática

Nueva Autoridad Democrática repitieron el procedimiento que habían empleado con su maqueta homónima: grabación en su local de ensayo de Rock Palace con Mario Riviere (Aerobitch, Muletrain, Silla Eléctrica) y edición con Sólo Para Punks, el sello madrileño que se encargó de mover la cinta por el mercado nacional. De la cinta previa se dejaron un par de temas sin meter: "Infortunio", "Muérete" y "Ayatollah", la versión del tema de Siniestro Total, pero completaron con material inédito de la nueva grabación.

Decía Pablo, batería de la formación y uno de los instigadores originales del proyecto, buscar en bandas como Discharge una de las inspiraciones primeras. Y ciertamente cortes como "Anormal" (un hachazo espectacular que deja los pelos de punta), "Transfusión", "Decepción", o "¿Quién eres?" tienen todas las hechuras de la banda británica. Las letras de Dani Mortaja, el cantante, y su tono de voz sin embargo, se encargan de poner el sello distintivo. "La autoridad", corte con el que se abren las hostilidades propone una vertiente diferente. Punk arisco, para nada vertiginoso, de rocosidad y austeridad propias del rock más duro. Algo parecido a las cabalgadas que propone, a base de guitarrazos, "A malas". Y es que momentos como "Podridos" tienen su fuerza en argumentos diferentes a los de la velocidad. Sección rítmica y temática casi al modo de Eskorbuto. Tiene un tono de épica amarga diferente al del resto del disco pero comparte el rechazo de muchas de las canciones de Sudor.

"Hoy" es otra canción enorme, con la cruda ironía y enfrentamiento social que destila todo el album: "No parece que haya nadie capaz de entender / que el sentido de la vida es llegar a aprender / cómo enfrentarte a tu entorno". Cuenta Dani que no escribe las letras buscando desolación, pero el caso es que resultan devastadoras. La sensación de aislamiento e incomprensión para con todo lo que nos rodea resulta abrumante: "Me da ganas de vomitar. Sólo importa la etiqueta, sólo importa figurar. Sólo importa que te adulen, sólo importa el qué dirán"; "Podridos como los muertos estais"; "Jamás me vais a atrapar, tus sucias reglas a mi no me incumben"; "¿Por qué hay tanto indeseable a nuestro alrededor? Gente mierda"... Muestra clara del sonido que persigue la banda. Pocas concesiones a sutilezas y luminosidades, con la  contudencia de puñetazos secos. Probablemente uno de los mejores discos de punk de estos años.

Compartir

Otros Discos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies