foto del grupo Nicho Varullo

Con el premio ganado en el certamen literario Ciudad de Lugo con “Non Hai Misericordia” (1990) de Xelís de Toro, Nicho Varullo montan el sello Spectra con el que lanzan su única referencia: “Nicho Varullo” (Spectra, 1991). “Aquello fue una ruina”, explica Fran Pérez, también hubo fondos para editar la banda sonora de “Río Bravo”, obra de la compañía de teatro Chévere, también a cargo de los miembros de Nicho Varullo.

En su única grabación, con un exquisito diseño en caja de cartón desplegable, obra de Fausto C. Isorna, incluyen siete cortes grabados por Antonio Vázquez en los estudios Sitar de Pontevedra.

Su sonido se caracteriza por un post punk intenso con una clara influencia 80’s y unas letras cuidadas cercanas a la poesía. Todo ello aderezado con tintes siniestros y enérgicos -“Vértigo”- e influencias diversas que van desde Joy Division a Parálisis Permanente.

También presentan cortes con largos desarrollos instrumentales armados a base de guitarras efervescentes y poesía violenta de la derrota -“Casco Vello”, “Ocho horas de tacto”-.

Debemos destacar “En tu látigo”, un corte sobre la sumisión amorosa a todos los niveles... “Sangro despacio / amo tan lento... estoy cansado de vivir, asesíname”; y “Llegó el polaco”, un acercamiento al Papa con tintes siniestros.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies