foto del grupo Metrópoli II

Segundo y último LP de Metrópoli en el que la voz de Lourdes del Pino y las guitarras de Javier Esteve van a estar acompañadas por ilustres de la música madrileña. Conserva el grupo rítmico de su anterior trabajo con la batería del ex de Guadalquivir y Banzai, Larry Martin, las teclas de Tony Flores y el bajo de Ramón Baena. Junto a ellos, la participación de gente tan conocida como Luis Cobos en el saxo, el cantante Pedro Ruy-Blas, Miguel Oñate de Asfalto, Eduardo Ramírez que años antes formaba parte de Cadillac, Fernando Vázquez de RH+ o el bajista Andre Boekersteyn.

A pesar de tan prestigioso plantel y la producción del propio Esteve, el LP no logra estar a la altura del anterior. Canciones con menos garra, acompañamientos demasiado densos, letras y melodías que no acaban de pegarse al oído y una canción “Desconecta tu aparato mental”, seleccionada para el primer single, que carecía del tirón marchoso y comercial de “Viaje misterioso”, que había colocado el año anterior al grupo en las listas de éxitos.

Entre estas canciones también hay perlas de esas que nos gusta encontrar en lafonoteca. Concretamente me estoy refiriendo a “El ciclo vital”, un rock por la cara lleno de ritmo visceral que podría haber firmado tranquilamente cualquiera de los grandes grupos anglosajones de hard rock. También destaca en forma muy positiva “Mitomanía” un tema que por su letra e idiosincrasia musical nos recuerda a alguna de las mejoras cosas de La Movida. En la misma línea que la anterior encontramos “Huracán”, un buen tema con un estribillo bien pegadizo que incluye un interesante solo de saxo del zarzuelero Luis Cobos, antiguo compañero de Javier en Conexión. Ambos son, en mi opinión, la pareja de temas con mayor atractivo del presente disco.

De las restantes, me quedo con el número instrumental que cierra este álbum. Ya desde su principio “La frontera de Somport” nos plantea una percusión repetitiva y taladrante sobre la que teclados y guitarra desarrollan un desasogante discurso que llena de inquietud a un oyente que se siente como si atravesara un paraje lleno de peligros latentes. Final inesperado por lo diferente que resulta a las ocho canciones anteriores.

Compartir

Otros Discos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies