Mecano

“El Reloj” de Mecano, como todo el mundo lo conocía, viene a certificar el éxito que los dos sencillos previos habían apuntado. Incluyendo “Hoy no me puedo levantar” y “Perdido en mi habitación”, las Caras A de los mismos, el disco es un puñado de canciones synth-pop entre las cuales se encuentran auténticos himnos generacionales, como la citada “Hoy no me puedo levantar”, “Maquillaje” o “Me colé en una fiesta”. Por cierto que una de las canciones procedentes de los single, “Perdido en mi habitación”, generó gran polémica por aquello del “busco en el cajón alguna pastilla que me pueda relajar, quitar un poco de angustia”. Angelicos.

Pero no todo es jarana. También queda lugar para el romanticismo en “Cenando en París”, cuyos sonidos electrónicos tanto recuerdan al “Speak & Spell” (Sire, 1982) de Depeche Mode. Con letras con las cuales se identificaron rápidamente los jóvenes de la época, el disco es un recorrido por el mundo despreocupado y nihilista del adolescente típico, con sus fiestas, sus resacas y sus problemas en casa. Pero, siendo honestos, hasta en canciones completamente intrascendentales (al menos en apariencia) como “Maquillaje” se puede rascar cierta ironía, algo que puede afirmarse sin tapujos conociendo la carrera posterior de la banda. También en “no me enseñen la lección / que no tengo ganas de aprenderlo todo” uno encuentra un poso de significado.

Enlaza con “Boda en Londres”, un trepidante tema instrumental (se dice en honor a Lady Di y el Príncipe Carlos) que adelantaría lo que sería una constante en cada disco a cargo del menor de los Cano, el cual emplearía estas composiciones como puro elemento de lucimiento en los conciertos.

Y a partir de aquí (saltando la aburrida “La máquina de vapor”, quizás la peor del lote) es cuando el disco se vuelve realmente interesante. “Me colé en una fiesta” es un “rompepistas” que pese a lo manido nunca pasa de moda. “Me voy de casa”, como su propio nombre indica, es de nuevo un anhelo adolescente con ritmos sintéticos. “254.13.26” es la angustia del ¿dónde estará?¿con quién?¡¿por qué no me lo coge?! “El fin del mundo” rompe la dinámica para traernos una composición pop retrofuturista, de temática a lo Blade Runner y que se erige, para el que suscribe estas líneas, como la mejor del disco. Para cerrar, la sartriana “Sólo soy una persona”, tema que el mismísimo Fernando Márquez adoptaría para hacerlo suyo en su personalísimo proyecto Pop Decó.

Es en esta parte final donde realmente se puede intuir cierta capacidad lírica que vendría refrendada en sus trabajos postreros.

Grupo:

Hoy por hoy, ¿a quién narices le...

Compartir:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en whatsapp
Compartir en email

Tracklist:

CD 1

  1. Hoy no me puedo levantar
  2. No me enseñen la lección
  3. Perdido en mi habitación
  4. Cenando en París
  5. Maquillaje
  6. Boda en Londres
  7. Me colé en una fiesta
  8. La máquina de vapor
  9. Me voy de casa
  10. 254.13.26
  11. El fin del mundo
  12. Solo soy una persona

Compartir:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en whatsapp
Compartir en email