Los Amantes de María

El LP se abre con un contundente “Tren en vía muerta”, con ritmo en primer plano y voz sensual. Un corte machacón en la onda de La Movida que posee ese magnetismo de los temas comerciales y que se convertirá en el primer sencillo de la banda y en su tema más promocionado y televisado. Casi al final la guitarra endurece su función y alarga su pegada. Una buena carta de presentación para una nueva banda.

Ruidos blancos y percusiones abren “As en la manga”, que juega a misterioso y en el que la vocalista no está en su momento más feliz. Como en la mayoría de los cortes, Jordi desde la batería y Duddy con el bajo definen el sonido poderoso que preside el disco.

Pop espídico en “La carnada”, una canción hiperacelerada que permite el lucimiento de María y con guitarreo omnipresente. Una de las canciones que más me gusta de este disco, definitoria del sonido de la calle de finales de los 80.

Ciertas reminiscencias tecno y machaconería con el bajo repitiendo la misma nota envuelven “El rastro de la luna”, que con el tiempo se ha ido convirtiendo en la única canción recordada de estos Amantes de María. Otra canción rapidilla y contundente en la línea power popque caracterizaba este grupo.

Y termina la cara A con un cierto remanso no exento de curvas. Podríamos denominar balada a esta “Una nube no es lugar para dos” que viene a poner contrapunto a las cuatro raciones rítmicas anteriores. La guitarra y los teclados dan el envoltorio adecuado a la voz.

La cara B desmerece un tanto a su hermana del otro lado. “Postes telefónicos” es ramploncilla y poco imaginativa, aportando poco al corpus de canciones del disco. “Una mentira más” es la pieza más acústica del disco y en ella María demuestra ciertas carencias de extensión y afinación cuando tiene que tirar de voz desnuda y poco arropada instrumentalmente.  “México lindo” es una pieza alegre con punteos juguetones y una larga introducción instrumental. Se establece un claroscuro interesante entre el ritmo y los coros masculinos desenfadados y la seriedad de la voz solista.

“Justine” vuelve a recordarnos los temas rápidos de la cara A. Un buen tema definitorio del estilo en que el grupo se movía mejor; es decir, el del pop contundente y sin excesivas complicaciones instrumentales.

Termina la cosa con la segunda de las baladas del disco: “El nombre de las cosas”, un tema fácil y bien interpretado por María y sus compañeros. Una cucharada de nostalgia calmosa que se agradece tras un disco eminentemente veloz.

No hubo continuidad para este disco, singles aparte, y nos quedamos con las ganas de escuchar cómo fue la evolución de estos Amantes de María, que aún seguirían actuando cuatro años más, si bien algunos de sus miembros lo compaginarían con otros proyectos y colaboraciones.

Grupo:

Los siempre inquietos hermanos Gil emprenden a...

Compartir:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en whatsapp
Compartir en email

Tracklist:

  1. Tren en vía muerta
  2. As en la manga
  3. La carnada
  4. El rastro de la luna
  5. Una nube no es lugar para dos
  6. Postes telefónicos
  7. Una mentira más
  8. México lindo
  9. Justine
  10. El nombre de las cosas
 

Compartir:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en whatsapp
Compartir en email