portada del disco Looky, Looky

El cambio de sello le va a sentar a Albert Band como una patada en salva sean las partes. Belter les insta a versionar temas de éxito en voces extranjeros y ellos solventan el asunto como pueden sin aportar nada a los temas en cuestión y defraudando las buenas prestaciones originales grabadas en años anteriores para Ekipo.

El tema principal es una versión castellana del "Looky, looky" de Giorgio. El tal Giorgio no es otro que el italiano Giorgio Moroder, al que muchos consideran padre o abuelo del tecno pop y que luego trabajaría como productor, compositor y arreglista para grandes estrellas de la disco como Donna Summer y compondría música para películas. Fue su primer éxito, aunque todavía dentro de lo que se llamaba música chicle. La lectura de Albert Band no aporta nada a un original ocurrente, que aquí pierde casi toda su gracia.

En la cara B se colocó un tema de armonías vocales y violines por un tubo que recuerda bastante a Los Ángeles. Un contrapunto necesario al chicle de la pista principal, pero que tampoco da la medida de lo que Albert Band era capaz de hacer cuando se alejaba de las presiones de las marcas discográficas.

Este sencillo se edita a principios de 1970 e inicia un auténtico maratón de grabaciones que se extenderán durante todo el año.

Compartir

Otros Discos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies