portada del disco Let's Go Smoke!

Primer CD de Bit Of elaborado a partir de la útima de una larga serie de maquetas que el grupo grabó desde sus comienzos. Las canciones se trabajaron entre el 9 y el 12 de septiembre de 2010 en los estudios Greek de Madrid asistidos para la grabación y mezcla de los temas por Anne Paranoid.

Portada con foto del trío y diseño de letras y colores acordes con la de "Kerplunk" (Lookout, 1992), de Green Day. Para la contraportada foto de cada uno de ellos con pared con graffiti a sus espaldas.

Comienza el álbum de muy buenos modos, con "Freak generation". Te pone rápidamente en situación del sonido de la banda. Admitidas como principales referencias las llegadas desde la órbita de los primeros Green Day ("Now I wanna see you me", "Riot in the city" ...) y aledaños de highschools americanos, uno cree ver otros tonos bien interesantes. En este tema, por ejemplo, me acuerdo de los Saints. Y puestos a ir hasta las antípodas australianas con "Stuck in my imagination" pasa algo similar, con el añadido de unas contundencias como los demoledores Cosmic Psychos, otro trío de aquellas latitudes.

"Evil plan" parece el resultado de la combinación calculada en matraz de White Stripes, para arrancar sin música, y de riffs como los de los Sex Pistols versioneando "Steppin' Stone". La misma que por estos lares adaptaran M.C.D. para su "No hay libertad de expresión".

Si algo parecen dominar los madrileños es la de arropar estribillos con melodías de guitarra irresistibles. Como las de "Nothing more to show", en las que Vero se lanza con algún coro. Más determinantes son sin embargo los de "Ready to go!".

Siendo como es un trabajo para el disfrute, llama la atención que en alguna de las pocas canciones en las que adivinas algo más de posible preocupación, te encuentres aires ramonianos. Es el caso de los coros de "This is war". De todas formas, también suena algo de Ramones "Let's go smoke", que cierra el CD de modo desenfadado.

"It's alright, it's ok" es una pequeña sorpresa. Tiene las ínfulas de una versión navideña de alguna banda británica en plan gamberro. Los últimos coros son puro Cockney Rejects ...

Quizás sea en "Long long time" donde más exigido se le vea a Juan al micro, pero no es precisamente en este género donde se persigan veleidades técnicas.

Es un muy buen disco. No ha de extrañarte que para cuando te quieras dar cuenta lo hayas oído del tirón un par de veces.

Compartir

Otros Discos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies