portada del disco Lacón Lover

Para su segundo largo cuentan con Alberto Torrado -Siniestro Total, Os Resentidos- que se encarga de la producción. La banda mantiene los esquemas de su trabajo anterior -rock rural y sarcástico- pero su sonido gana limpieza y elaboración.

Abre “O galo vermello” con las colaboraciones de Antón Reixa y Xurxo Souto (Os Diplomáticos de Monte-Alto) que prestan sus voces a este corte con ritmos de ska y de pasodoble bravú. En “Oh Hanna” se atreven con el reggae para sorprender con la utilización del castellano en ese delirio sobre muñecas embarazas que es “Mi barbie y yo”. En “Los domingos” y “Que aburrido es querer ser torero” repiten con la lengua de Cervantes.

El nivel de las canciones decae descaradamente hasta que los tintes blues de “Pataca's  blus” -en la grabación del corte participa Juan, el primer guitarrista de la banda- y “Mary Castañas Blues” consiguen subir la media.

Los tintes surrealistas y costumbristas llegan con “Merda nunha zoca” y “Goodbye, Carolina” -“Don't cry, Carolina / Please: don't cry / Don't partas my soul”-. La conexión con Siniestro se amplía con la participación de Javier Soto en esta última como guitarra solista.

También tienen tiempo para acordarse de Uri Geller y su habilidad para doblar cucharas en “Uri Geler”. Para el cierre, Tico adopta el papel de crooner en “Midnight pensión”, un corte que trae consigo aires swing efectivos.

Compartir

Otros Discos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies