Injusticia

Para su segundo trabajo, Radikal Hardcore sorprendieron a propios y extraños con el marcado viraje hacia una versión metal y densa de su música. Las guitarras de Alberto y Álvaro se transformaron en máquinas chirriantes con las que construir muros pétreos de sonido a los que la percusión hacían sonar como descargas de ametralladora pesada. Quejidos desde las cuerdas, sin caer en la velocidad de opciones trash, con muchos más serpenteos y caracoleos, pero con la misma voz profunda de cañería rota como Soziedad AlkoholicaAñade este contenido o Ktulu.

Mantenían haber grabado el disco tratando de emular el sonido de grupos como Sepultura o SOD, mostrando a la par cierto arrepentimiento o, al menos, indicando que años más tarde, no lo hubieran grabado así. Cuando lo hicieron, se fueron a los estudios de Lorentzo Records situados en un caserío de Berriz (Vizcaya). Una vez grabado aceptaron una oferta de Potencial Hardcore para su edición.

El cambio en el sonido no vino acompañado sin embargo de variación alguna en la motivación con la que Radikal Hardcore compone las canciones. Así, se recorren escenarios comunes a la filosofía de la banda, como la negación al servicio militar y crítica al Estado y sus sistemas judicial y de reparto de riquezas. Resulta interesante oír diatribas similares contra el Ejército provenientes de la misma banda pero cantadas desde registros ligeramente distintos, dependiendo del álbum que se esté escuchando.

«Condenado a muerte, por una jeringuilla / Condenado a muerte, por la heroína», cantan en «Contaminado», una exploración por el mundo de la droga como la que hicieran por ejemplo Odio en su «Fase terminal». Aun así algunas de las letras parecen excesivamente simples. Si bien en algunos casos la reiteración de estrofas cortas juega apoyando el efecto martilleante de la música que las acompaña, en general se echa en falta algo más de elaboración. En «Métodos de ejecución», por ejemplo, mucha de la pegada del tema se construye precisamente al incrustar el título de la canción en la catarata de metal que desencadenan las guitarras. Sin embargo, la repetición de estrofas, en ocasiones telegráficas, no funciona siempre con la misma efectividad.

Disco complicado por el inevitable descoloque que provoca a los seguidores de la banda, máxime cuando la ruta en él explorada no continuaría en el siguiente. Con todo los aficionados al hardcore metal lo disfrutarán.

Grupo:

Formados en Basauri (Vizcaya) en 1985, en...

Compartir:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en whatsapp
Compartir en email

Tracklist:

  1. Introducción
  2. Métodos de ejecución
  3. Objeción fiscal
  4. Suburbio
  5. Contaminado
  6. Insumisión
  7. Injusticia judicial
  8. Sé tñ mismo
  9. Vida jodida
  10. Un día
  11. Sales a la calle

Compartir:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en whatsapp
Compartir en email