portada del disco I Love Anna

Con influencias lejanas del órgano de Procol Harum y recitado inicial en plan suplicante y plañidero nace “I love Anna”, un tema tórrido y de retorcido barroquismo en el que uno acaba por agradecer el final, importándole un pito si Ana regresa o no con el compungido cantante que se desgañita en los últimos compases.

Loving for the night” supone una incursion en el soul con aparataje de vientos y Santiago ejerciendo de cantante negro con palabras en inglés. Recuerda bastante a alguna de las primeras creaciones de Canarios. Mejora, desde luego, la endeble pista A, sin tampoco ser ninguna maravilla.

Compartir

Otros Discos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies