portada del disco Greta

Diez canciones no excesivamente largas, incluyendo las dos ya editadas en single, es lo que da de si este primer y único álbum de Greta. Y la palabra álbum está aquí más que justificada, pues es editado en una lujosa edición con portada que permite abrirse. En esa portada, en la contraportada y en las dos caras que nos presenta la carátula al ser abierta figura una foto por separado de cada uno de los componentes de este cuarteto. Musicalmente, nada del otro jueves en cuanto a originalidad.

La primera canción recuerda bastante en su melodía y voces a lo que poco después Carlos García Vaso haría con Azul y Negro, aunque alejándose de sintetizadores y cajas de ritmo e incluyendo una guitarra de rock muy bien manejada, que podremos escuchar muchos de los temas de este disco. Si seguimos adelante, nos toparemos con una versión machacona del clásico de Los Brincos “Mejor” , que Greta revisa poniéndole una batería marcando de forma agresiva y una guitarra rítmica saturada. Un buen empeño y una visión distinta de un tema que hemos escuchado mil veces.

“Mi peinado encanta, si señor” nace con vocación de rock and roll primitivo y una letra que nos glosa la importancia de llevar un buen peinado. Nos suena un poco a las histriónicas canciones de la Orquesta Mondragón. Con una guitarra de acompañamiento clavadita a la de “Oh, pretty woman” se desarrolla “Encuentro sideral”, una pieza instrumental con una guitarra solista que mama en la teta progresiva y hace algún guiño melódico a los viejos temas instrumentales de principio de los 60. Casi instrumental resulta también “Daba duba” en el que las voces trabajan a coro una letra puramente fonética como superficie de un acompañamiento y un punteo que bien podría calificarse de surf.

La canción que titula el LP se adelanta a los planteamientos tecno y es cantada con una voz oscura y unos coros vulgares. Podría haberse elegido un tema más idóneo para nombrarlo como el grupo, pues está entre lo más aburrido y flojete de esta producción. “Esto es un crimen” es un tema lento y oscurito en que la grave voz solista, entre el recitado y el canto, nos recuerda a algunos grupos de rock urbano, apreciación corroborada por el punteo bluesero de la guitarra.

Despiporre festivo para terminar con “La minifalda” con teclados, sección de viento y aires de twist. Una pieza kistch que supone una especie de forzado regreso al ye-yé de los 60 con una buena adecuación entre letra y música. Luis Cobos toca teclados y saxo para convertirse en uno de los protagonistas de esta cachondada musical.

A destacar, esta última canción junto a la versión de “Mejor” y “Gira, gira”, el único tema del cuarteto que obtuvo un cierto reconocimiento, como representantes de este disco amable, divertido y que  juega la baza de la alegría y el desenfado, algo que era el santo y seña de los directos de Greta; disco que, por otra parte, fue uno de los fracasos de la potente CBS y de su productor estrella Jorge Álvarez, que después se resarciría con el triunfo de Mecano. Se vendió muy poco y se vió superado en todos los parámetros por los que se mide la popularidad por otros grupos que aparecieron en aquellos mismos meses, como Radio Futura, Alaska y Los Pegamoides, etc.

Compartir

Otros Discos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies