portada del disco Esperando Una Señal

Golpe a golpe escribo no soy ningún perdedor”.

Siete años estuvo este disco en la oscuridad pero a finales del 2009 los seguidores de la banda gaditana nos llevamos una muy agradable sorpresa: Los Dalton se animaban a editarlo ante las dificultades para encontrar una compañía que se arriesgase a apostar por él teniendo en cuenta su negativa a promocionarlo con una gira a la que no podían hacer frente debido a su situación personal.

Hoy brilla el sol sobre aceras manchadas” cantan en “Brilla el sol”. Y es que estamos ante su disco más luminoso e intimista. Un disco en el que también quisieron estar presentes Alberto Martínez de Champagne que toca el rhodes y Octavio Perondi, quien se encarga de las percusiones en varios cortes.

No sé si la emoción nubla mis sentidos pero considero que si no es su mejor disco le falta muy poco. Con “A veces” -cedida por José Ignacio Lapido- y “Brilla el sol” consiguen colocarnos donde más les gusta, entre los riffs más enérgicos y la emoción contenida. Lo que percibimos en estas “nuevas” canciones son unas letras mucho más elaboradas y maduras. La producción brilla a gran altura, introduciendo nuevos matices que enriquecen su sonido y lo dotan de una sensación atemporal que fluye de forma espontánea por estos quince cortes realmente imprescindibles.

Esperando una señal” suena como el sol del mediodía, “Qué hice mal” a unos Clash pasados por un filtro Phil Spector y “En el autochoque”… no sé qué decir, sólo que para mí es su mejor canción de todos los tiempos… “El calor se esfumó / y bajaron el telón / aquel día, aquel verano terminó… y en un gran altavoz / en plena función / Phil Spector era un dios / y ya no sé si fui yo o es alguien que lo soñó”. Esto lo digo teniendo muy presentes “1000 kilómetros”, “Espejos que no devuelven las miradas”, “Nada suena igual” y “Los latidos de siempre”. Casi nada.

El power pop más acelerado y sucio llega con “No queda nada” y la nostalgia más agresiva con “Vuelvo a ser yo”, “Llévame lejos de aquí” y “Vivir no está tan mal”. Completan el trabajo con tres demos del 2001: “Monstruos”, “Cansado de ti” y “Volverán”.

Este es uno de esos discos que deben comprarse ya no sólo por su calidad, sino por apoyar a una banda que echó el resto para que pudiésemos disfrutar estas canciones.

Compartir

1 2

Otros Discos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies