EP & Demo

Con una maqueta grabada y editada digitalmente en mayo de 2012, Biznaga vuelve a entrar en estudio para preparar un EP. Una vez listos, Musagre ofrece a la banda editar los dos trabajos conjuntos en una cinta de cassette, en lo que terminaría siendo pues el debut en formato físico del grupo.

La demo, que se utiliza al final de la cinta para completar el EP, corresponde al trabajo primigenio de Jorge (bajista) y Álvaro (cantante y guitarra) con el apoyo puntual para la ocasión de su amiga Pali (Wild Animals, Secret SocietyAñade este contenido) para la batería. Grabaron y mezclaron en el estudio que tiene en un sótano en Málaga su amigo Perico Font a principios de 2012.

Comienza con la famosa declaración de Divine en Pink Flamingos (1972) de John Waters apoyando el canibalismo, comer mierda, el asesinato en primer grado y manifestando unas irrefrenables ganas de matar a todos. La intro ideal para «Váteres», una de las canciones que compuso el núcleo fundacional del grupo. Disparada y vertiginosa, quizás da poca cancha para saber con detalle sobre la propuesta de la banda.

Más descriptivas son probablemente tanto «Ocio» como «La conocí muerta». Aunque mantienen, como el resto de la cinta, un aire inconfundiblemente maquetero, atrapan por las melodías que teje unas guitarras que tienen un no sé qué británico, como de Wedding Present. En la segunda parecen apreciarse coros femeninos (quizás de Pali) y una sobresaliente capacidad para atrapar con las letras, contando una historia de amor postmortem.

Tendencia al tono chillón de Álvaro a la hora de cantar sobre el ejecutivo, el broker sin principio ético alguno, en una canción, la que cerraría hipotéticamente la demo, de nuevo con letra ácida.

Abre la cinta el EP, grabado cuando el grupo ya tiene de forma permanente a Pablo a la guitarra y con Hernán a la batería, en Taller 57, el local de ensayo del grupo, asistidos a las cuestiones técnicas por Jorge Arias (Sección Femenina).

«No colecciono desencantos / ningún objetivo es para tanto» sostienen en «Adalides de la nada», el tema con el que se abre. Biznaga reincide en unas letras acertadas, melodías resultonas con una guitarra tocada con urgencia y con una voz principal que crispa la atmósfera.

En «Los requisitos mínimos» parecen rematar de forma reivindicativa lo ya apuntado en «El ejecutivo» sobre las cuestiones referentes al mercado laboral, en este caso, desde la visión del chava que se enfrenta al mismo por vez primera como carne de cañón.

Tiene sentido que Biznaga atrajera casi por partes iguales en esta primera etapa a los amantes del pop acelerado como a los del punk atropellado de Buzzcocks o incluso igual de agreste que Violent Femmes. Y de hecho, no, no se declaran adictos al orgasmo sino que dice sentirse vacíos por el orgasmo negativo que no termina de llenar el vacío existencial.

El final lo pone «Deambular» y sus intentos de construcción de un entramado de melodías a costa de frenar un poco todo, sin precipitaciones y atropellos.

Interesante como punto de partida, debut de una propuesta que estaba llamada claramente a dar que hablar.

Grupo:

Integrantes, probablemente sin pretenderlo, de una generación...

Compartir:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en whatsapp
Compartir en email

Tracklist:

  1. Adalides de la nada
  2. Los requisitos mínimos
  3. Orgasmo negativo
  4. Deambular
  5. Los 7 males
  6. Váteres
  7. Ocio
  8. La conocí muerta
  9. El ejecutivo

Compartir:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en whatsapp
Compartir en email