portada del disco Eman Bai!

El debut discográfico de Kaleko Urdangak llegó de la mano de un puñado de sellos directamente implicados en la Bardulia punk-Oi! guipuzcoana, una escena de la que el grupo de Bergara siempre ha sido considerado como uno de sus últimos representantes. Grabado en Northen Drunkens, el estudio de Biru, el guitarra de la banda, la producción corrió a cargo de Aitor (Apurtu).

El comienzo es toda una declaración de intenciones. Con su "Del Ebro para abajo" muestran sus motivaciones político territoriales, denunciando la actitud de los "colonos" españoles que apenas hacen esfuerzo alguno por conocer la lengua del "pueblo que les dio de comer". A todos ellos y a  los políticos locales que trabajan por perpetuar una situación con la que no están en absoluto de acuerdo, marcan al río Ebro como frontera natural a cruzar en su camino lejos del País Vasco.

Siendo como es un disco al que no se le puede negar la aspereza y pegada propia del género, lo cierto es que efectivamente tiene sus momentos flojos en momentos como los de "Oi! Music at the disco", que se hace demasiado larga, con repeticiones excesivas y a la que, sin embargo le falta algo de velocidad. Igualmente "Auzoan jaio naiz" queda ralentizada, haciendo que la historia de soldados del asfalto, de chicos de barrio quede algo diluida, sonando casi a cántico tradicional de fiesta patronal.

"Asimilar", versión de Ostiada Oi!, es un himno, logrado sólo a medias, construido a partir del consabido lema de "borrachos y orgullosos". Si bien en alguno de los otros temas del álbum la mencionada crudeza de la voz jugaba a favor de la banda, acercando las canciones hacia parámetros belicosos y amenazantes, deciden echar el telón con una canción que les llevaba en cambio a coordenadas más suaves como las de las historias de pandillas de chicos en el parque de Snap.

No todo son sombras ni mucho menos, y de hecho tanto "Ez dago hilda!" como "Zure aukera" son proclamas Oi! y de orgullo de estirpe skinhead que ponen los pelos de punta, mientras que "Eman bai!", el corte que da título al álbum consigue engancharte y hacerte repetir los coros.

El grupo reconocía posteriormente premura en la grabación, llevando al estudio los temas poco preparados. El resultado poco convincente a las voces, haciendo que participaran todos en este apartado en algunos temas, llevó a la posterior restructuración en la formación. Pero, con todo, resulta un disco con un buen puñado de canciones a conservar y cuyo potencial supieron ver Kaleko Urdangak recuperándolos luego en grabaciones posteriores.

Compartir

Otros Discos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies