El Yo-Yo Ye-Yé

La marca Fanta se metió en el mercado de los juguetes con un yo-yo, que al precio de cinco duros / unidad se vendió una barbaridad. Philips vio el filón y encargó a Kinita lidiar con este tema entre pop petardo y publicitario, que ha quedado para los anales de la música más casposa hecha en esta piel de toro. Versos tan inspirados y profundos como: “No se puede ser ye yé sin jugar con el yo-yo. El yo yo de los ye yes.Los ye yés de los yo yos”. La letra también menciona algunas suertes que los más avanzados practicantes conseguían con este juguete como el dormilón o el paseo del perrito. La fiebre del yo-yo se extinguió con la llegada de la década de los 70 y de Kinita nunca más se supo.

En la cara B, una versión del tema eurovisivo inglés de aquel año; el “Boum bang-a-bang”, que cantaba Lulu y que aquí, puestos a traducir, se traducían hasta las onomatopeyas, se quedó en un sonoro y artillero “Bum ban ban ban”.

Grupo:

Un halo de misterio envuelve a esta...

Compartir:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en whatsapp
Compartir en email

Tracklist:

  1. El yo-yo ye-yé
  2. Bum ban ban ban

Compartir:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en whatsapp
Compartir en email