portada del disco El Flotar.. Se Va a Acabar!

Irregulares a la hora de sacar discos, Suburban Rebels esperaron casi una década para dar continuación al "Nacidos Para Provocar" (Bronco Bullfrog, 2000) con nuevo material. En ese tiempo hubo amago de parón de la banda y reestructuración posterior de la formación.

Así pues, este "El Flotar.. Se Va a Acabar", grabado entre febrero y marzo en los estudios Trash Zone de Barcelona y editado en esta ocasión por el sello que llevaba Roger, veterano de la escena punk de la Ciudad Condal, refleja los cambios experimentados por el grupo. Del estricto Oi! de los comienzos, se había pasado a una versión mucho más rockera, correosa como el "Quintos, morros y rock 'n' roll" del comienzo como callejera y combativa. En una evolución muy similar a la sufrida por combos de renombre como sus admirados Cockney Rejects, el sonido con el que retornaban los catalanes, tenía mucho endurecimiento hacia parámetros más convencionales, hacia ese rock and roll al que se refieren directamente en el título de dos de los temas del disco.

Conservan, qué duda cabe, el sentimiento de épica de la calle y del barrio de procedencia ("Calles peligrosas", una de las mejores del disco, y "Héroes de barrio"), y sus ganas de rebeldía, que acentúan reiteradamente ("Fuera de control" o "Los chicos malos del rock 'n' roll"), pero ya desde otro punto de vista en lo estrictamente musical. Parecen haber cambiado de su lema el sexo por el rock and roll, y la tortilla de patata por los morros, pero siguen siendo almas de barra de bar: en este caso la cerveza se mantiene con los quintos.

El giro estilístico no contentó a todos sus seguidores, que como la propia banda reconocía, esperaban una extrapolación de lo ya desarrollado en los primeros discos. Ellos razonaban haber facturado la música que escuchaban y que siempre les había gustado. Con ello parecen cubrir un espectro amplio, que incluye teclados/piano y guiños al "London Calling" de The Clash en líneas de "El odio", especialmente lenta teniendo en cuenta las querencias habituales del grupo.

"Maldita religión" o la sobresaliente "Calles peligrosas" son de los cortes que probablemente mejor recojan la combinación de la rabia de siempre y esa nueva versión de rock duro que presentan ahora Suburban Rebels.

La nueva entrega se cerraba con un apunte de mafia italiana y "Héroes de barrio", probablemente excesivamente melódica, y que a pesar de los coros gamberros, les acercaba a los himnos callejeros y de bancos de parque de Snap.

Compartir

Otros Discos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies