portada del disco Dondolo / Sueños

Nueva protesta light contra la azarosa vida ciudadana y añoranza de lejanas y paradisiacas islas desiertas. Todo ello envuelto en un ritmo contagioso y una melodía pegadiza. No es una maravilla, pero se deja escuchar y no es peor ni mucho menos que otras canciones de corte veraniego de aquellos finales 60.

Por el otro lado “Sueños”, una buena canción de Johnny Dapena en la que los armónicos acompañamientos habituales en el grupo se ven rotos por toques de guitarra distorsionada y contundente percusión de congas en primer plano. Sobre todo ello, reina la voz de Ana, especialmente destacable en los pasajes en que queda sola cantando sobre una base exclusiva de percusión. Aquí empieza a verse claro que Johnny podía ser un compositor de futuro, capaz de aunar el simplismo pachanguero y los detalles de calidad.

Compartir

Otros Discos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies