Dioses Perdidos

Cambio a Twins y cambio de estilo para convertir Luna en una banda pop de reminiscencias sesenteras con peso de la guitarra y los coros y pérdida de preponderancia de los teclados de Carlos Blanco. El disco se graba en febrero de 1985 en los estudios Trak, en Madrid. Aunque formalmente Luna sigue siendo un dúo, de hecho es un quinteto con la participación del batería Carlos Torero, sobradamente conocido por su paso por Radio Futura, Academia Parabüten, Los Coyotes, etc; la guitarra de Juan Ferro y el bajo de Manuel Toro, que además ejerce de productor. La verdad es que entre Toro y Torero le dan a esta corrida un aire muy distinto a todo lo anterior del grupo.

“¿Quién eras?” es un aire pop banal con aromas de pachanga bailable en el que la guitarra y la voz conducen el tema con un final adornado con un coro infantil. La segunda pista, precisamente la que da nombre al álbum, es una melodía inquietante con una percusión marcada y una atmósfera de rareza. No está cantada por Marián sino por una tal Yolanda, de la que no tenemos mayores referencias. Por pasillos oscuros transita “Días grises” que busca el contraste entre la voz ingenua de la cantante y un acompañamiento de graves difusos castigados por el golpe seco de la caja de la batería.

Con “Desde Rusia con amor” vuelve el tecno o mejor dicho los teclados. La cantante titular desgrana una letra ocurrente casi susurrada mientras la batería y el bajo rellenan con sapiencia los huecos dejados por las capas de teclado. En el mismo registro está “Círculos” con profusión de teclado y que es el tema más parecido a los que formaron el anterior LP: “Luna” (Ariola, 1983).

“Entre sueños” es una pieza casi acústica sosita y con poca imaginación. Regreso al pop con esos “Cuentos de Grant”, que no aporta nada, pero que al menos da un poco de marcha con una buena prestación de la guitarra y una vocalista cantando con ganas.

Cierra el disco un trepidante rock llamado “Chicos de negro”, uno de los mejores números de este desigual long play. Un estribillo atractivo y un acompañamiento facilón y sin fisuras invitan al baile despreocupado.

Supuso la despedida discográfica de Luna, una despedida un tanto injusta, pues este disco demuestra que unos genios no eran, pero que conservaban una capacidad de evolución aún por desarrollar.

Grupo:

Las ondas de sintetizador que partían de...

Compartir:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en whatsapp
Compartir en email

Tracklist:

  1. ¿Quién eras?
  2. Dioses perdidos
  3. Desde Rusia con amor
  4. Entre sueños
  5. Cuentos de Grant
  6. Días grises
  7. Círculos
  8. Chicos de negro

Compartir:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en whatsapp
Compartir en email