portada del disco Demons

Lo cierto es que desde la formación del grupo y el lanzamiento de su primer trabajo, el single "Won't be Long / Roll with the Punches" (H-Records, 2014),los acontecimientos se suceden de manera vertiginosa. Los llenos en las salas se multiplican, las 300 copias del single vuelan en unos meses, y las críticas positivas se amontonan. Sin embargo, la banda tiene que frenar a mediados del 2015 por el fallecimiento de una persona muy importante para uno de los miembros del grupo.  En cuanto pueden retoman el proyecto, pero algo muy importante había cambiado: el grupo se había forjado como una familia. Así que, las letras se empezaron a escribir de manera mucho más íntima, la música se trabajaba en grupo e individualmente por cada componente… los cuatro canalizaron toda su fuerza y energía en la labor creativa. Esa fue la gestación de su primer LP: “Demons” (H-Records / Tualmonteyoalmar, 2016)… “El disco y concretamente el título hace referencia a los demonios interiores que tiene cada persona, a los que quieres callar… pero que en ocasiones se hace imposible. Podría tomarse el concepto del disco de varias maneras: que lo que te vas a encontrar viene directamente del alma, o, un significado algo más cómico, que los demonios somos nosotros… y que, aunque quieras impedirlo, vas a escucharnos”.

En el disco hay medios tiempo como “Demons” y canciones más melódicas e incluso soul-pop como “Drag me down to hell”, soul como “A change is gonna come”… en la variedad está el gusto: “Hay una gran mezcla de estilos, van desde el soul, pasando por el rock y el blues, e incluso el garage. Todas y cada una forman para integrante de nuestro estilo y con todas nos sentimos identificadas. Si es cierto, que en nuestro directos sacamos la parte más rockera y dejamos un poco de lado la parte más intimista, tal vez ese sea nuestro medio natural”.

Las canciones llegan como un torrente de energía, un sonido eléctrico cargado de sensualidad, emoción y fuerza. La voz de Carla brilla entre efectivas instrumentaciones, una voz negra, digna de los grandes divas del soul y del rhythm & blues. Ella trae el soul y el resto de la banda el blues y el rock, ellos beben de MC5, Hellacopters... trayendo un sonido más garage por momentos.

Doce composiciones, todas ellas propias, excepto una versión de Sam Cooke titulada “A Change is gonna come”, un clásico del soul que forma parte de su repertorio desde el primer concierto.

The Hellbuckers se confirman como una de las grandes bandes rock & soul de nuestra escena, con un disco brillante y un directo enérgico que nunca defrauda.

Compartir

Otros Discos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies