portada del disco Demonios del Otro Lado del Océano

Aquella nostalgia verdeazulada que Family un día introdujo en nuestro corazón parece por fin tener sucesor digno, después de tantos intentos fallidos por revivirla. Sin pretenderlo, Dotore abre la herida al situarse en el mismo punto del camino. Al servirse de los mismos ojos para observar la realidad. Y la belleza, en su máximo estado de desnudez y claridad, se hace de nuevo presente.

El debut de Dotore, de la mano del interesante proyecto Primo, parece tener como lema, si vas a hacerlo hazlo bonito. Y de esta manera, desde su artesanal formato hasta el último de sus acordes, su primer disco queda perfilado por un contorno sereno y radiante que no puede aspirar a otra cosa que no sea el éxito.

“Demonios del Otro Lado del Océano" (Primo, 2007) son frases certeras cosidas puntada a puntada a un ritmo despojado de artificiosidad, donde priman las cuerdas de guitarra. Un rumor continuo, de variados matices, pero cuya sensación es la de una canción continua que fuera ramificándose en torno a nosotros. Avanzando, enraizándose, y dibujando un tiempo circular, eterno, que eleva. Cuando uno escucha a Dotore el ánimo se expande y eriza como sucede con la visión de todas esas obras que rezuman sencillez, poesía y distinción.

Compartir

Otros Discos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies