portada del disco Cerco de Odio

Certificado del regreso de Rafa Aguilar al mando de unos renovadísimos Eskoria. Cerrada desde hace décadas la etapa de los 80 del grupo original, la inercia como cantante interino en bandas locales termina por arrastrarle a resucitar su proyecto original. Lo hace rodeado de gente joven que a tenor del resultado del disco, le aseguran mantener e incluso intensificar la dureza. Graban en mayo de 2012 en el estudio de Son Pardo (Palma) y, de la mano de Crappy Recording, el disco vería la luz ya en 2013. Portada y contra con ambientación de bombardero y ciudad devastada.

Guitarras con contundencia de metal, que endurecen momentos como los de "Muerto", corte que termina con las que parecen señales de máquina de hospital certificando el fallecimiento del paciente. O que cubren de requiebros y solos virtuosistas los flecos de "1980", un canto de nostalgia punk de décadas pasadas.

Rafa principalmente brama, escupe rabia y se deja acompañar de coros, a veces casi tabernarios como "Camino a la deriva", y del acorazamiento musical de sus nuevos compañeros de aventura. El resultado es un disco con punk-rock metalizado de rompe y rasga, que además se completa con una versión más que interesante de Primitivos.

La vuelta de un viejo león con ganas de seguir rugiendo.

Compartir

Otros Discos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies