Buscándose la Vida

La metamorfosis de The Kagas en The Meas tuvo su registro sonoro en este disco de punk hardcore grabado en los estudios Shot con Maldito Records, la compañía valenciana con la que ya había trabajado La Polla Records. Portada simpática de colores chillones en la que se ve a cuatro simios a cubierto bajo un paraguas del agua que les cae de una regadera.

Si con la excusa de que se trataba de unas diecinueve bandas diferentes, The Kagas habían producido un disco más variado, con alguna sorpresa en ritmos y registros, esta entrega es mucho más pétrea. Se trata pura y simplemente de hardcore acelerado en el que el vértigo atronador te dificulta incluso entender con claridad las letras. Si a La Polla Records le costó casi diez años llegar a este tipo de “tonalidades”, R.I.P., verdaderas fuerzas de la naturaleza, debutaron prácticamente a esta velocidad. Es por ello por lo que, voz de Evaristo aparte, composiciones como “Poesía” o “Mili Sí” recuerdan a los trabajos de los de Mondragón.

El disco comienza a muy buen nivel con un puñado de canciones en las que, con cierto tono épico, se pide reacción ante la resignación y el aburrimiento (“Ja, ja, ja”), se proclama la imposibilidad de que le puedan derrotar a uno (“”N-N-N-N) o se canta contra centros de reclusión, perreras, cárceles… (“Campos de concentración”). En “Ponte Wapa”, de lo más destacado del disco, se retoma el tema del papel de la mujer. La Polla lo había hecho en numerosas ocasiones. Los coros parecen de las Vulpess. Los momentos más flojos quizás estén en la proclama anticonsumista de “Hiper” o el tono más pachanguero de “Sin sitio sin vivir”.

El título de “Mili Sí” no tiene que engañar a nadie. Es un canto contra el ejército: “Si no hay más soldaditos con qué juega el general”. Contra los medios periodísticos va “Perros de prensa”. Tonos políticos en “El Sol sale por el Este”, nostalgia de los derrumbes en el bloque comunista tras buscar los paraísos económicos occidentales y alegato antifranquista de “Francamente”, una revisión de la Ley de Memoria histórica a ritmo punk.

Puestos a discriminar entre semejante aluvión de bandas neozelandesas, quizás a uno le tiente la variedad desplegada con el trabajo firmado por The Meas. Si, por el contrario, a uno le apetece caña burra en vena, ésta es la opción.

Grupo:

Segunda y última entrega de la broma-experimento...

Compartir:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en whatsapp
Compartir en email

Tracklist:

  1. Ja, ja, ja
  2. N-N-N-N
  3. Ponte wapa
  4. Campos de concentración
  5. Carnaval
  6. Hiper
  7. Mili Sí
  8. Perros de presa
  9. Poesía
  10. Sin sitio para vivir
  11. El sol sale por el este
  12. Juegos de rol
  13. Tom co jones
  14. Francamente
  15. Kontamineitor
  16. Dinero y miseria

Compartir:

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en whatsapp
Compartir en email