portada del disco Bitter Candies in Seven Inches

Los cordobeses Flow debutaron con el EP "Bitter Candies in Seven Inches" (Elefant, 1994). Absorbidos como muchos otros por el indie americano del momento, ponen el ojo en bandas como Dinosaur Jr, Pixies o Pavement para perpetrar cuatro canciones inundadas en ruido y cantadas en inglés.

El EP se abre con "Round earthen jug with spout & handle", una intensa canción noise de cinco minutos muy del gusto de la época, que recuerda en algún momento a The Jesus & Mary Chain con una producción paupérrima. "Anne", que incluirían en su album de debut "Headquake" (Elefant, 1995), sigue los mismos derroteros, desarrollos guitarreros poco imaginativos. Lo más simpático del EP llega con "Kim's secret lovers", toda una declaración de amor a una de las figuras más importantes del indie mundial, la gran Kim Deal (Pixies, The Breeders). La canción probablemente es la más digna de las cuatro, con elementos del indie de los 90 muy bien incorporados (ruidos de guitarra desafinados, reverb, frases habladas, riffs new wave pervertidos). El cuarto tema, "Zoophylia", es el más animado de todos, llegando a resultar casi feliz entre tanto shoegaze y melancolía.

Un debut algo pobre, sobre todo por la producción, pero valiente en un panorama musical en el que muy pocos ponían atención a lo que se hacía en el underground anglosajón.

Compartir

Otros Discos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies