portada del disco Biolentzia 1984

La nueva etapa abierta con el sello Tough Ain't Records tuvo en este EP un segundo capítulo con temas nuevos, continuación del "Kaleko Urdangak" (Tough Ain't Enough, 2018) en el que el grupo recuperaba algunos de sus mejores temas que consideraban no haber grabado con suficiente calidad en su momento. Sin embargo en esta otra entrega, que vio la luz casi a la par, se centraron en presentar material nuevo plagado de sorpresas.

De entrada proporcionaban un adelanto, el corte "Biolentzia 1984", del que sería poco después su LP. Y lo hacían además a lo grande, porque se trataba de una colaboración con Fermín Muguruza que aportaba voces. El grupo había grabado la canción en diciembre de 2017 en los estudios pamplonicas Sound of Sirens de Julen Urzaiz junto a otros varios temas y se citó con el cantante de Kortatu en los estudios de Iñaki Stepi situados en la plaza Mosku de Irún para el 21 de febrero de 2018. El video que elaboraron para acompañar a la canción no desaprovechaba la ocasión de mostrar detalles de la grabación con el músico de Irún.

Su contribución venía como anillo al dedo a un estribillo en el que se rememoraba, en la parte musical, a Kortatu y el movimiento skinhead. La canción, un auténtico pelotazo de intensidad hacía un recorrido de los 80 vascos, en un desfile a toda velocidad de diferentes diapositivas con imágenes de los conflictos con el estado español. La portada del disco recuperaba una escena de kale borroka de la época.

"Iheslari", el otro de los temas del LP en ciernes, baja un poco la intensidad apostando por el punto emocional, el que pone quien apuesta por seguir luchando hasta el final, dirigiéndose a la madre, pidiéndole que le recuerde sonriente. Guitarras poderosas empleadas en la elaboración de épica, y coros cubriéndolo todo. Tiene todo lo que el Oi! supo recoger de composiciones de los Clash o los Who cuando exploraba la fibra más sensible.

Cierran el EP con versión de Mikel Laboa, apuntándose a similares relecturas de los bardos vascos de siempre que ya hicieran en el contexto del Rock Radikal Vasco, por ejemplo R.I.P.. Kaleko Urdangak se deshace de la guitarra acústica del original y lo llena de electricidad, coros incontestables y una velocidad que habría mareado al cantautor de Pasajes-Pasaia (Guipúzcoa).

Compartir

Otros Discos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies