portada del disco Bad Beats

Tras entregar los interesantes "Conventional Elements" (Muteant Sounds / Mist Records / Ferror Records, 2016)“LOE LOF LON Meets Wayne Rex" (Muteant Sounds / Sê-lo / Ferror Records, 2017) Gori Valarez (LOE LOF LON) vuelve a la carga con un EP en el que recupera esa electrónica oscura de su debut, dejando atrás esa cadencia jazz y de improvisación de su entrega con Wayne Rex. "El estilo de Wayne tocando la batería impregna sin duda el disco anterior con un profundo aire jazzístico que me flipa. En este disco elimino de nuevo la batería y trabajo realizando bases con cajas de ritmos, en ese aspecto es una vuelta al primer álbum ' Conventional Elements' (2016), soy muy fan de Can y The Velvet Underground, así que suelo preferir una base rítmica monocorde, minimal y repetitiva. Hay una psicología muy interesante en todo lo relacionado con las estructuras repetitivas. Me gustaría que mi música fuera anti-genero, cero estereotipada, si quieres la podríamos definir como música electrónica para público rock".

Siete nuevos cortes editados en vinilo 10" y en digital sobre los que nos comenta: "El resultado es un álbum desconcertante, con alto contenido emocional, modestamente creo que atractivo, con un punto impredecible, caótico, de baja fidelidad, marcado por la espontaneidad y la diversión, no apto para los que tienen una columna vertebral débil. Espero que sea cualquier cosa menos aburrido.

No tenía muchos objetivos para este disco, al final se trata de hacer música sin pretensiones, ni expectativas, hacer un poco lo que te da la gana, que te resulte estimulante, pero sin pensar en el resultado final, es la mejor forma de aceptar lo que venga. Hacer música marca un estilo de vida. Siempre habrá gente que vive de acuerdo a las normas y se acomoda a lo normal. Pero también hay gente que no quiere ser tan estándar. No se trata de rebelarse contra algo en particular, sino contra la normalidad".

Con respecto a la grabación afirma que "mi forma de trabajar continua siendo la misma, no busco la perfección sino más bien la naturalidad de la inmediatez, la intuición, manteniendo siempre las emociones en su estado más crudo. Las grabaciones las hice en casa el pasado invierno sin ideas preconcebidas. Se trata de música doméstica,… componer y grabar en la placidez de mi casa tiene muchas ventajas, a nivel de organización,… poder hacerlo de forma relajada... Opté por ir compartiendo las demos en Soundcloud según las iba realizando, sin la idea clara de utilizarlas para un nuevo disco. La demo se llamaba así 'Bad Beats', y así ha quedado finalmente el título del disco, respetando un poco ese espíritu maquetero, hecho con cierta mentalidad nostálgica.

Las nuevas canciones están marcadas por la experimentación con los cacharros que tengo, caja de ritmos, sintetizadores, pedales, delays, etc... Son mis juguetes, se trata de jugar con ellos y grabar, de ahí ha salido la base, el esqueleto, la estructura de la canción. El título 'Bad Beats' viene de ahí, de jugar con la caja de ritmos. Luego lo visto con los instrumentos más “serios”, guitarra, piano, saxo, melódica. Es el propio proceso de creación y experimentación el que marca el desarrollo del álbum. La portada del disco, inspirada en los faders de una mesa de mezclas, consigue destacar por su simpleza y fuerza. Ha sido realizada por las hermanas Piedad y Carmen Ortiz".

En las canciones "hay un poco de todo, por ejemplo el single de presentación es 'Round Round', el cual está empapado de la música dub jamaicana. El hecho de haber abusado de la melódica y haber perdido protagonismo el saxo le ha dado un carácter diferente a las canciones, con mayor tendencia hacia el dub, sin duda. El videoclip por cierto está realizado por el artista Chapa Ondulada. El siguiente single, que será 'City beat', respira ritmos de la música house de Chicago de inicios de los ochenta y en el tercer single que en principio será 'Dirty party'  he aprovechado el legado del hip hop clásico de la vieja escuela. Podría seguir con el garaje, acid-rock, psicodelia, free-jazz… Es un disco variado, es como un viaje por diferentes épocas de la historia de la música manteniendo el toque distintivo de LOE LOF LON, así es como funciono, siempre estoy cambiando, soy una mezcla de todo lo que alguna vez he escuchado.

El álbum completo consta de diez temas. Para la edición física hemos optado por hacer un formato reducido, incluyendo únicamente siete temas, publicado en vinilo de 10”, los otros tres temas restantes únicamente están disponible en formato digital. Agradecer desde aquí el apoyo incondicional de los sellos Ferror Records (Galicia) y Muteant Sounds (USA)".

El EP lo abre "Round Round", un corte hipnótico y cautivador que bebe del dub jamaicano pero también de una electrónica oscura y nostálgica que consigue atraparnos desde el primer momento. El corte es elegido como single de adelanto. Kraftwerk grabando en Jamaica con Mad Professor. "Dirty party" es un viaje a los 80, a la vieja escuela del hip hop. Un tema salpicado de scratch y una clara experimentación a veces plagada de aristas. Esa experimentación continúa en "Hit it" y "White plastic bag". "City beat" es una de las canciones más destacadas del disco. Un corte dinámico y sintético plagado de efectos.

Un trabajo interesante y muy personal, que nos presenta a un artista que continúa experimentando y dándole nuevas vueltas de tuerca a su sonido.

Compartir

Otros Discos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies