portada del disco At the Fuzztone Bar

"At the Fuzztone Bar" (Horror, 2008) es el disco que grabó Harla Horror tras ganar el Music Festival de Castilla León. La Junta de esta comunidad autónoma les financió como premio la grabación del mismo. Se repitió el trabajo en los estudios Feedback de León, en la Semana Santa de 2008, aunque en esta ocasión el productor fue Fernando Pardo (Sex Museum).

Inicialmente sólo salió en versión de CD, ya que la banda no consiguió convencer a los sponsors de que fuera en vinilo. Tuvo que ser en reedición controlada por el propio grupo, desde su sello Horror Records, un año después, que salió al mercado como querían. Además cambiaron la portada, como apunta Urban, con acierto, porque la del CD resulta demasiado oscura (parte de la banda no se ve), mientras que la nueva (que es la que te enseñamos aquí) está muy lograda, con los dueños del Fuzztone Bar y los propio Harla, en foto tratada digitalmente, que les da aspecto psicodélico.

En lo musical, “Bad news for you” es un auténtico cañonazo. Un acierto, como ocurriera en el disco anterior, para empezar un disco. Es de lo mejor de la banda. Suena contundente, sonido Dictators con la chulería de Beastie Boys.

El segundo corte es el que da título al disco.Tiene algo de punk con mucha psicodelia. Atmósfera tenebrosa con ecos, vientos de fondo y una guitarra chirriante. Según decía Urban, se trata de un doble homenaje, a los americanos Fuzztones y al mítico bar de Valladolid. En las letras, el cantante es el único que se percarta de la bajada de su cuadro de Vampira, la hija de Drácula. Y nadie, ni siquiera Mónica e Iván, los dueños del bar, se dan por enterados de la desesperada llamada de alerta de Urban.

En "Mean old city" la voz de Urban vuelve a parecerse a la de Dave Vanian. The Damned es una de las bandas que Harla Horror siempre ha señalado como referencia, así que la analogía puede no ser tan descabellada. El órgano resulta enorme.

Aunque el disco representa un paso de la banda hacia los sonidos de guitarras más duros (“One disease of the heart” flirtea descaradamente con el rock más duro, sin concesiones y en “Price is right” las guitarras no dudan en remolonear en solos virtuosos cuando dejan de limitarse a reforzar el esqueleto del resto de instrumentos), Harla Horror insiste en la parte tenebrosa que siempre les ha gustado. Así "Cyborg walking down my spine" tiene un órgano activo en la creación de esos ambientes. Ahora eso sí, a una velocidad de vértigo impuesta por las guitarras y batería por detrás.

I don’t wanna” es una versión de Jeff Dahl cuando militaba en el grupo Motherfuck 666, de su disco “Motherfucker 666” (Get Hip, 1996).

Join me” abre quizás una faceta ligeramente distinta en el sonido de Harla Horror. Luminosa, con aires a los Doors más dinámicos, los menos lisérgicos, los de “LA woman” quizás. Esta vía de toques de rhythm & blues continúa con “Lover (you will discover)”, que guitarrea a veces como hacían los Kinks.

Finaliza el álbum con una versión de The Animals: “Inside looking out”. No parece una mala decisión la de cerrar así un disco que quizás se escape algo más de los sonidos con efluvios de los 60 de su discografía. De hecho, casi en ningún otro corte dan rienda suelta a esta faceta que tanto peso ha tenido en trabajos previos de la banda como en este último tema. Además, la interpretación de Harla Horror de dicho tema es de las que ponen los pelos de punta, así que...

Compartir

Otros Discos

Comentarios

foto del usuario Roberto Macho
Roberto Macho
18 noviembre, 2010 at 18:30

La Junta financiando algo cultural… q suerte tienen estos chavales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias para facilitar tu navegación y una atención personalizada gracias a la información estadística que obtenemos tras analizar hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies